El gobierno bipartidista, el PSOE, el PP y los sindicatos de clase,  se confundirán hoy con los “indignados” con o sin causa y con los populistas a lo Beppe Grillo para acorralar al Gobierno en la calle achacándole todos los males de la patria. Las leyendas crecen solas, y la del 28-F no iba a ser una excepción, hoy potenciada desde el Poder para usar la efemérides como un ariete contra el Gobierno rival. Cada día se parece esto más a Argentina en la tendencia populista, pero ese frente contra el Gobierno legítimo no logrará más que perjudicar a los andaluces, aparte de engañarlos. Lo lógico sería que la calle clamara hoy contra la Junta que tras tres decenios largos nos mantiene a la cola de España. Se limitará, en cambio, a gritar consignas y exhibir pancartas contra el PP como un burdo homenaje a Lauren Postigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.