Lo que faltaba: ahí tienen a la ministra de Educación bendiciendo la idea de Chaves de enseñar catalán a nuestros trabajadores para que puedan agenciarse en Cataluña el puesto de trabajo que, por lo visto, él prevé más que improbable en nuestra propia comunidad, mientras el portavoz de la Junta califica de “manipulación grosera” la interpretación que no sólo el PP ha hecho de esa ocurrencia que no tiene pérdida por más vueltas que le den. Y por si algo faltaba, ya en la parte cómica del astracán, oigan a una diputadita hacer méritos diciendo que los andaluces “son capaces de aprender inglés, francés, catalán, chino y alemán”, hecho tan extraordinario como inverosímil, sin duda, que incita a preguntarle a la cuitada cuántas de esas lenguas conocen en total sus compañeros del grupo parlamentario. Hemos entrado en Cuaresma camino del tonto de capirote, pero lo único seguro es que habremos de seguir de costaleros en esta larga estación  de penitencia.

1 Comentario

  1. A un gallego con sentido común, algo corriente allí, le leí que las horas que a sus hijos les fueran a enseñar ‘galego’, mejor que las ocuparan en aprender inglés o chino, que el galego de bien poco les serviría, una vez pasado el puerto de Piedrafita.

    Lo malo es que con los extraños compangos que hacen los sociatas para conseguir la mitad más uno de los escañiños, creo que ya se va consolidando la idea de hacer de la parla galaica como vehicular o curricular, o como coño se saquen de la boina los aldeanos. Inmersión, inmersión, como en las pelis de submarinos.

    Ya fue simpática la polémica de este verano. Las galescolas, de 0 a 3 años, no dependen de Educación sino de otra consellería en manos de los benegosos. Pues menuda se armó con el color de los mandilones (no se rían, así le llaman allí a los babis, guardapolvos, batas o baberos, que dicen los malagueños)) que habrían de llevar los angelitos. Sería para morirse de risa, si no se muriera una antes de asco.

Responder a icaria Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.