Ha habido acuerdo entre el ministerio de Hacienda y el Ayuntamiento de Jerez para desbloquear unos fondos que le permitan respirar. El problema es que no es sólo ese Ayuntamiento el que está asfixiado sino un mapa municipal extensísimo en el que los nuevos alcaldes han de bregar con la inabordable deuda legada por sus antecesores, normalmente del PSOE. Por supuesto que la crisis es un condicionante severo a la hora de abordar ese problema en toda su extensión, pero algo tendrá que discurrir el Gobierno para que el municipalismo no se paralice y sus gestores actuales puedan abordar una acción política medianamente aceptable. Debería publicarse la relación de Ayuntamientos en quiebra práctica para que cada palo aguantase su vela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.