El presidente valenciano, Ximo Puig, acude hoy a la entrevista con el andaluz provisto del visto bueno de Sánchez. Incluso ha tenido la cortesía de avisar de esa circunstancia a Juanma Moreno con quien viene estudiando la posibilidad de mantener una postura conjunta en la reclamación de una fórmula justa de financiación autonómica en lugar de la muy ruinosa que rige hasta hoy. ¡Con permiso!, ya ven. No se les cae el federalismo de la boca pero buscan a brazo partido revertir un sistema autonómico que estorba a su voracidad totalitaria. Un jacobino sin sustancia como el que padecemos no antepone objeto alguno, por grave o urgente que sea, a su maniática obsesión de gobernar en solitario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.