Tras el escándalo de los festorros y otros homenajes que UGT se ha pagado con dinero público, ahora salta también la noticia de que CCOO pagaba con ese dinero que le da la Junta de Andalucía el sueldo de sus sindicalistas. Por hacer exactamente lo mismo condenaron en Francia al Presidente de la nación y a su primer ministro mientras que aquí ninguna instancia ha movido un dedo y la propia Junta ha garantizado ya en su nuevo proyecto de Presupuesto la correspondiente partida para que el festín continúe. Y sin una auditoría general y rigurosa, no cabe duda de que continuará.

1 Comentario

  1. Se perseguirá la corrupción, pero ya apunté en prtérita entrada, que el nuevo régimen no la va tolerar, evidentemente exceptuando la institucionalizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.