Mal empieza el sanchismo la madrugadora pre-campaña para intentar recuperar la Junta andaluza. Vaya que se planten ahora en Jaén –la provincia críticamente olvidada durante casi medio siglo—para prometer el oro y el moro, pero que el propio Sánchez critique al “Gobierno del cambio” como mal ejecutor de sus recursos, clama al cielo, sabiendo lo que éste ha encontrado en los cajones del viejo “régimen”. ¡Y encima, tener que escuchar a la ministra Montero –clave en los marrulleros gobiernillos anteriores– predicar contra la corrupción en Andalucía, y  a un tiro de piedra de la temida sentencia de los ERE…! Malos deben de ser los augurios cuando arrancan con modos y maneras tan insostenibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.