Si éramos pocos, parió la abuela: al buque encallado en la bahía de Algeciras con petróleo en la bodega se une ahora el cisterna griego con 44.000 toneladas de fuel a bordo, igualmente varado junto a Gibraltar. Cualquier cosa puede ocurrir, obviamente, pero ni una tímida voz sale de la Junta y menos del Gobierno denunciando el peligro y convocando al voluntariado como en su día se hiciera en Galicia con el ‘Prestige’, la magistral operación de desgaste del Gobierno legítimo perpetrada desde la oposición de entonces. Nada de chapapote, nada de alarmas, menos aún de ‘voluntarios’ salvadores reclutados en toda España, a pesar de que –esta vez no pueden seguir con el cuento de que los riesgos son mínimos– en cualquier momento pueden hacerse realidad los peores vaticinios. ¿Habrá ahora manifestación contra el Gobierno de alcaldes de la zona, irá Chaves a encabezarla en caso de celebrarse, vendrán siquiera las ministras (la presencia de príncipes y presidentes ni se plantea) a dar la cara? En esa costa puede ocurrir lo peor mientras la Junta y el Gobierno aguardan emboscados a que amaine el levante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.