Para Pedro Ruiz Morcillo

Por más que le eche cara al asunto, la Junta andaluza no puede mantener indefinidamente oculto el temeroso nivel del fracaso escolar. Es obvio que a la Junta no le ha importado nunca ese fracaso, pero también no puede tolerar como si nada que la opinión se vaya inflamando ante la evidencia de un fracaso que los especialistas se encargan de sacar a la luz. Se puede uno pasar por el arco el Informe PISA y, ciertamente, Chaves y su consejera se lo pasaron aseando la faena con cuatro muletazos por bajo, del mismo modo que el Tripartido catalán se ha pasado el de la Fundación Bofill que pone de manifiesto que también allí se reparten membrillos gratis. Que al “régimen” se le da un bledo del nivel educativo lo demuestra, más aún que su pasividad ante ese desastre masivo, el intento de ocultarlo. Pero insistimos en que no es fácil mantener tapada una lacra que en los hogares y en la opinión se conoce de sobra y se lamenta sin remedio. Había que ponerle uno, pues, una cataplasma siquiera, y la Junta la ha encontrado y bien fácil.  ¿Que la estadística del fracaso escolar es aterradora, que crece sin pausa el pelotón de los torpes, que en España estamos en niveles ínfimos, sólo comparables a los portugueses y griegos, y encima que en Andalucía viajamos a la cola de España? Pues nada: se rebajan esas cifras y a otra cosa. ¿Y cómo?, se preguntarán inquietos lo mismo el padre de familia que el profesor o el contribuyente. Sencillo: subiéndole la nota a unos y otros, aprobando al que no sabe y subiendo al que sabe algo al cuadro de honor. ¿Y qué tendrán que decir a eso los sufridos docentes? Bueno, eso dependerá de la conciencia de cada cual pero, de momento, la consejería ha inventado un sistema que no tiene por qué no funcionar: incentivar a los profes a fin de mes en función de la mejora observada en los resultados. Hasta 7.000 euros podrá trincar el profe que “consiga” mejorar el rendimiento escolar, esto es, para qué vamos a engañarnos, los resultados conocidos: a más fracasados menos pasta y viceversa. Vean lo sencillo que resultaba cuadrar ese círculo de tiza que durante años ha encerrado angustiosamente a todos los padres menos a los de la patria.

                                                                xxxxx

La educación no interesa gran cosa al Poder. Como acaba de escribir Félix de Azúa, en Cataluña, sin ir más lejos, ese Poder desprecia la educación y aprecia la “formación del espíritu nacional”, valora la ‘ideología’ y se desentiende del resto –del “trivium” y del “cuadrivium”–, considerado como conocimiento expletivo o saber rutinario. En Andalucía se limita a maquillar los resultados con absoluto desdén por las consecuencias y en términos a todas luces ultrajantes para los docentes, dado que, o bien se da por hecho que esos “objetivos” necesitan ser “incentivados” para lograr el interés del educador, o bien lo que se propone con descaro –y eso parece, desde luego– es ablandar con dinero el criterio calificador de quienes tienen el imperioso deber de enseñar primero y de clasificar luego a los enseñados en orden  sus méritos efectivos. Y encima por una miseria: 600 euros por profe solamente por apuntarse al plan este mismo año, 1.200 más al año siguiente, 1.800 si perseveran todavía otro curso y, en fin, 3.400 de propina si en el año 2013 han logrado el maquillaje completo. Es probable que nunca se haya maquinado un soborno tan humillante para “los que tienen que enseñar”, a los que, bien mirado, se les aplica el modelo sofístico de los tiranos clásicos con la diferencia de que lo que ahora se transforma en mercancía no es el saber sino el título. Nunca trató bien a sus maestros el país del ‘Dómine Cabra’, en el que el hambre del docente hacía de contrapunto de un raro prestigio segundón. Ahora les ofrece la sopa boba a cambio de sus conciencias. Sabíamos por Leibnitz que la educación hace bailar al oso. Si Dios no lo remedia puede que veamos bailar también al domador.

22 Comentarios

  1. He vivido largos años en la enseñanza pública. Ya me pilló allí la ley del 70. En el 79 se produjo la primera estampía de desertores de la tiza. Concejalitos y alcalditos. Luego llegó el tsunami del 82, las transfererencias educativas y todo eso. Seguí contemplando como los más vagos, los menos profesionales, los que sufrían alergia a la niñez, los más arribistas, los perezosos, los menos vocacionales desertaban a, bajo, cabe, con, en, hacia, para, so, sobre, tras la política.

    A ellos se les consultó para la Lode, para la Logsse, ellos redactaron normativas, desarrollos, circulares, resoluciones… Y también ellos inspeccionaron, desanimaron, expedientaron, acosaron, aburrieron a los que respiraban polvo de tiza pero no comulgaban a diario con los editoriales y las opiniones de Yuste. O sí Bwana o eres el enemigo, y al enemigo, ni agua.

    Hoy, Fabio, ay dolor, estos campos de soledad, mustio collado, son una escombrera donde lo de menos es educar, instruir. Tan solo es una insuficiente trinchera donde defenderse de los niños, de los papás de los niños, de los gobernantes de los niños, de la tele de los niños, de los móviles de los niños, de sus escupitajos, de sus insultos, de sus bolas de papel, de su irreverencia, de sus malos modales, de sus agresiones.

    No pidan responsabilidades. O pidámoslas enarbolando una quijada de burro, dispuestas a lo que sea. Caín somos todos y todas, disculpen la corrección no sexista del lenguaje, impropia de mí. Casi todos y todas.

    Ah, mi don Quercus, mi bienamada doña Sicard. No soy Ícara, sino icaria: Ciudad ideal fundada por Étienne Cabet. … (viene en la wiki)

  2. Buenos dias

    Se del valor de la educación porque mi padre y mi suegro, que en paz descansen, fueron maestros. Y tengo ahora en la familia docentes (que ahora se dice) desanimados y desesperanzados por lo que les pasa en sus colegios. He visto desde que era un chaval como la educación se tomaba generalmente como medio para alcanzar un status; como herramienta para un fin material, no como el metodo para enseñar valores eticos a los jovenes y dotarlos a la vez de conocimientos teoricos y técnicos. Ahora en las aulas pintan bastos, plagadas de gamberros despiadados que roban el tiempo a los demas impunemente, mientras los profesores se duelen y deprimen por la falta de autoridad para oponerse a ellos.

    Esta situación la hemos consentido todos, dejando que sean los mediocres y las hienas los que se pongan a gobernar. Como siempre el mal se extiende por la pereza e inacción de los buenos.

    A Icaria
    Ya lo sabía; fué una licencia poética.

  3. La culpa de este fracaso generacional no es sólo del Gobierno (los Gobiernos) sino deotros muchs culpables: padres, instituciones, la sociedad en general, euq ha difundido una imagen desvalorizada del estudio desprestigiando por completo al aprendizaje. Hoy no hay “aprendices” ni en los oficios, sino que todos son oficiales y aún maestros o por ciencia infusa. Dentro de unos años será el crujir de dientes.
    Hace poco tuve ocasión de observar de cerca un seminario y comprendí que hasta esa enseñanza tan especial alcanza el fracaso educativo.

  4. Los culpables no sé si últimos o primers son los padres,. No busquemos cabritos pra sacrificar en nuestro lugar.

  5. El eterno disgsto por la edicación ha terminado por alcanzar su cenit. Nuestros innumeos reformadres de panes no podían ni soñar un desastre tan redondo, peor lo han logrado. Inútil culpar al PSOE logsiano, aunque sinquitarle su impagable culpa. ésta es de todos.

  6. No sé cómo pueden culpar a los padres (cuya responsabilidad soy el primero en reconocer), teniendo en cuenta que hay muchos miles de ellos que han denunciado en lo que va de año las agresiones físicasde sus hijos. ¿Cómo corregr a quien te pega sin mediar palabra? ¿No es cierto que también acosan y pegan a los docentes? En el texto de jagm veo una ecuanimidad muy por encima de estos comentarios.

  7. El fracasoeducativo es el efecto de un desajuste entre el Sistema, con sus exigencias, y los métodos desocialización tradicionales. Perdonen que me atenga a la jerga (gm la entenderá mejor quizá, por ser sociólogo) pero es que no veo modo de escapar a las trampas del lenguaje. ¿Culpa, responsablidad, autoritarismo, flaqueza? Y lo que sé es se sale de la educación peor que nunca y eso no afecta sólo al Mercado como suele decrse, sino sobre todo al la Vida. Respetemos est últim mayúscula, aunque nuestros vástagos ignoren yaque es eso de una mayúscula.

  8. Fracias ante todo por esa dedicatoria a un profesor decente y a una persona estupenda. Y ahora por el artículo dedicado a esta desvergüenza que usted sugiere con toda razón que encierra un reto a ls conciencias de los profesionales. ¿Quién se resistiría a cobrar un millón largo por sólo añadir un par de puntitos (o tres ocuatro) a la nota de un “membrillo” como los califica usted? La Junta carece de sentido del honor, por eso me resulta tan grotesco que les lleve a ustedes ante la Justicia para defender el honor de ese pasmarote vulgar que nos ha tocado por presidente a palos.

  9. Parece difícil de creer. Menos mal que lo dices tú, ja, de tro modo tal vez hubiera creído que se trataba de un invento de los adversarios políticos en esta contienda en la que vale todo. Ofrecer dinero a los profes por mejorar el servicio ya sería cuestionable (para eso están las inspecciones), pero dárselo por aprobar a alumnos fracasados es un ultraje además de una barbaridad de la que tal vez tendrían que decr algo los jueces si se les sometiera el asunto.

  10. He firmado el Manifiesto en el blog per no me veo en la reprdcción que aparece en la edición de El Mundo de Andalucía crrespondiente a hoy domingo. ¿Es que no valían los pseudónimos? Si fuera así explíquenme cómo vtamos los que trabajamos en la Junta…

  11. Esto no ha ocurrido nunca, al menos que y recuerde tras 21 años de enseñante en Secundaria y seis en la universidad. Es probebla que hayamos tocado fondo, nada extra con sólo verlela carita de boba a la consejera o al presi.
    Ánimo a los colegs, los jueces no son tontos y la hstorieta del rob del video es demasiado fuerte.

  12. Me quedo con lo expuesto por Icaria en su texto y pido ayuda a los lectores para saber dónde puedo encontrar un estudio sobre el porcentaje de maestros, de licenciados y de doctores (dedicados estos últimos también a la educación) en PSOE, PP e IU. Pienso, no sé sin con fundamento, que ello nos ayudaría a comprender algunas cosas (y sólo algunas, desde luego) acerca de la situación actual.
    Por otro lado deseo manifestar a nuestro anfitrión mi agradecimiento por dedicar su columna a lo que, sin duda, es el primer problema nacional, aunque no se vea reflejado en las encuestas. Lo cual, dicho sea de paso, tampoco deja de ser significativo.

  13. Nos hubiera gustado que explicara la situación del prof. Ruiz Morcillo, pero de todas maneras gracias por el gesto, que le honra a usted tanto como a él. El proyecto es una asquersa tentación a la que espero que nos resstamos la mayoría de los tentados. Pero ya veremos. El dinero todolo corrompe y los docetes, como estamento, están más quemados que una pipa vieja.

  14. Vergüenza, oprobio. No haymás remedio que admitir que la medida de la Junta constituye un intento de fraude al tiempo que un intento de corrupción, porque no corru`ción compareble seguramente con la que supondrá “bajar el nivel” para “mejorar” la estadística. Esta gente no tiene límites, no se para a pensar que pede haber gente diferente a ellos que no todo lo hagan por dinero. Gracias en nombre de mucha gente si voz por sacar este tema que muchos de sus colegas han reflejado parcial o falsamente.

  15. Sin palabras. El tema es de verdad de los que dejana auno sin ganas de hablar siquiera. Gracias a usted, en todo caso, pero tenga cuidado porque le van a decir que está rrimado el ascua a la oposición…

  16. El accidente de la visión no leha mermado la vista. Buen asunto, golfo asunto, increíble propuesta. Estoya no es un “régimen” que trata de asentarse sino una dictadura legitimada por una farsa electoral. Hay días en que mejor no entrar en el blog, y hoy es uno de ellos. Me sentiría mal, sin emabrgo, si callara mi disgusto y no le expresara la gratitud de los cientso, miles de profesores que no puede hablar.

  17. No suelo entrar a comentar. Lo hago hoy para corresponder a su defensa de un docente represaliado como Morcillo, y porque el tea que trata y el trato que le da al tema me resultan admirables.

  18. Veo a doña Sicard en el Manifiesto como firmante. Todo un detalle en una francesa (firma Marthe). FRancia es un país que no pierde el sentido de la lbertad por más que elespíritu autocrítico la lleve a ella misma en ocasiones a relativizar el buen trato que este afrancesado que nos reune en su blog otorga a su país.

    Fer de contexto. ¿Se han dado cuenta del cinismo de Rubal, el “portavoz del GAL”, insistiendo en que la tragedia de Capbreton se ha debido aun “encuentro fortuito”: ¡¡¡por favor, no vayan a creer que os sesins lo tar´ñian pensado de casa, por favor, que hay que seguir negociando como sea!!! Hoy siento un asco más profundo que nunca. Un asco que me enciende la sangre contra esta canalla dispuesta a todo, a lo que sea necesario, con tal de seguir en el Poder.

  19. El Informe Pisa no era infalible. A partir de ahora será sencillamente imposible: con datos trucados no hay quien juege una partida seria.

  20. Muy difícil, mi don Chic, encontrar esos indicadores que busca. Existen tantos camuflajes que debe resultar casi imposible ontenerlos.

    La leyenda urbana dice que a mediados de los ochenta, algo más de la mitad de los alcaldes y concejales de pueblo eran maestroscuelas. Ni con la pareja de los iguales ha habido manera de reencaminarlos a la tiza a la mayoría.

    Con las transferencias autonómicas, todo es una taifa impenetrable.

    En las delegaciones provinciales, de educación al menos, prácticamente todos los cargos de confianza -digitales, claro- son docentes. ¡Pruebe a encontrar un organigrama directivo! Totalmente opaco el asunto.

  21. No entiendo bien como puede pasar eso. ¿No hay un examen final general , para todos los que terminan los estudios segundarios? Lo que interesa conocer es el porcentaje de aprobados a pruebas comunes a todas las regiones o autonomías. Nosotros aquí es lo que miramos. Eso no quita que en toda Francia el nivel baje, pero por lo menos puedes ver si tu trabajo es correcto.

    Efectivamente, el problema de esta generación “zaping” es global, y la culpa la tenemos todos los adultos por consentir lo que consentimos. Pero los inspectores, y la jerarquía tienen, con respecto a la enseñanza, más responsabilidades que el profe de a pie, que hace lo que puede con lo poco que le dan.Yo he sido inspeccionada 4 veces y nunca hize lo que me pedía la inspectora, pero no desespero que antes de que me retire venga un último inspector y me felicite por hacer lo que hago: cambian de parecer según las modas.
    Para decirles también lo que se vive aquí, el último viernes le di una torta en pleno recreo a un crío. Se la merecía, pero siento habérsela dado: por lo visto en casa le dan demasiadas. Es la segunda que doy. La primera fue el año pasado, en Segovia, en lo alto de la torre del Alcazar!

    A Don Quercus: gracias por las últimas líneas de ayer: por unos segundos oí silbar al aire por los olivares.

    Doña Icaria: yo no sabía, voy a consultar con Wiki, pero lo siento : Icara le sentaba bien: la imaginaba, volando alto por el cielo, muy por encima del “vulgus pecum”, girando por encima de pensamientos y razonamientos y cayendo en picado sobre las falsas ideas, y la burricie, con alas flameantes, y pico de oro.

    Besos a todos.

Responder a Rick Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.