Mienmana

No es sólo el ex-ministro Zoido el que renuncia al escaño y huye de la Oposición en busca de mejores destinos. También en la acera de enfrente se producen estas deserciones, como prueba el caso de uno de los líderes radicales más reconocidos, Diego Cañamero, dimisionario de su escaño en su pueblo, El Coronil, a…

El dinero público

El dinero público –ése que “no es de nadie”, ya saben— se derrocha hasta límites difícilmente imaginables. ¿O cabe imaginar que una ex-consejera reciclada en mandamás de una empresa pública, gaste en viajes y sobresueldos ¡más de 200.000 euros! en cinco años, o que un subordinado suyo –en plan Marco Polo– haya volado a Venecia,…

Justicia en Itaca

En unos días se cumplirá el cuarto aniversario del advenimiento al caso ERE de la juez sustituta de Mercedes Alaya. Y el balance de su gestión es, cuando menos, preocupante, en especial si oímos a los fiscales acusarla de pasividad injustificable –“pasividad evidente”, “simplemente dejar pasar el tiempo” (sic)— que viene a ser como insinuar…

Pendientes de Madrid

A nuestra autonomía le faltan mareas. No funciona de verdad, no es propiamente autónoma, sino dependiente de Madrid, entendiendo por Madrid el viejo foco centrípeto que toda la vida ha hecho de la política un teatrillo de marionetas: no son los responsables locales quienes deciden sino que se limitan a actuar movidos por las cuerdas…

El último céntimo

Otro candidato al premio al humor: el consejero Bendodo rizando el rizo de IDEA, al avalar (contra el criterio de la Fiscalía) la impunidad de los presuntos ex-responsables y prometer “recuperar hasta el último céntimo” de lo dilapidado por la Agencia IDEA. No se rían que no es coña, porque la triste realidad es que…

Romper la vajilla

Explicablemente cabreado con los desdenes que le prodigan los mismos que esperan su apoyo, Vox ha anunciado que va a romper la vajilla y dejar al “Gobierno del cambio” sin presupuesto propio. ¿Lo hará al final? Pues no sabemos, pero doña Susana se frota ya las manos con agradecido entusiasmo ante este regalo inesperado que…