Nuestra autonomía

La Junta ha asumido, por fin, eso que llaman la “cogobernanza”, en virtud en la cual podrá disponer –ya en el ovni sin rumbo de la “tercera fase”– cosas tan imponentes como permitir a los andaluces que viajen entre sus provincias. ¡A cualquier cosa se le llama hoy “plena autonomía”! Plena, la que disfrutan Cataluña…

Parangón

De un lado, la actual ministra de Hacienda, antigua consejera andaluza que dejó hecha unos zorros nuestro erario, y que, reconvertida ya en locuaz ministra, no ha logrado cumplir ni una sola regla fiscal desde el (des)Gobierno de la nación. De otro, un consejero presuntamente bisoño que, en cambio, las ha logrado todas desde el…

En plena pandemia

El desconcierto general en nuestra enseñanza afecta de manera llamativa a nuestra Universidad. Una de ellas anuncia que exigirá a los estudiantes un “certificado de integridad” como garantía ante sus exámenes “virtuales”; otra anuncia nebulosamente un curso durante el cual el alumnado, por razones profilácticas, acudirá a clase demediado; es decir, la mitad un día…

Jacobinos

Extravagante argumento de un ex-vicepresidente de la Junta: la Junta no debe tomar el mando sanitario de la pandemia porque tal vez “no esté preparada para afrontarlo”. Lo dicen quiénes estuvieron en el puente de mano mientras en el sollado se organizaban meriendas como la de los ERE, se perdían a chorro los fondos europeos…

Tercio de varas

No se duda de que mañana conseguirá Sánchez otra prórroga que, con sus manejos y a través del ferragosto, le permitirá a su Régimen plantarse en el otoño prácticamente en solitario, es decir, con el Parlamento al ralentí, el personal recluido y repartiendo mercedes atenido a su pasión asimétrica, o sea, concediendo a sus socios…

Poder andaluz

Comprobado que en la tómbola estatal cada dos semanas, y para allanar al camino al “desgobernante” con su apoyo alquilado, hay varias comunidades a las que alcanza la pedrea “asimétrica”, nos preguntamos cómo es posible que a Andalucía, con tantos diputados en el Congreso, no le toque nunca lo que trincan el País Vasco o…