¿El colmo?

Bueno, todo puede empeorar, al parecer, pero en el caso de nuestra Justicia, la verdad es que se van alcanzando cotas rara vez vistas. La última, el gesto digno de la Fiscalía Anticorrupción al reprochar a la Audiencia de Sevilla que haya devuelto al sufrido juez instructor del “caso Invercaria” varias piezas que considera defectuosa.…

Fandango judicial

El ir y volver de la juez sustituta que, según la Fiscalía, instruye tan indebidamente el “caso ERE”, resulta difícil de comprender. La actual segunda “espantá” de su Señoría recuerda la letra del fandango –“aunque me voy, no me voy,/ aunque me voy, no me ausento”— que para nada resuena bien en un recinto judicial…

La deuda eterna

¿Se acuerdan de la que dio Luis Carlos Rejón, desde la vieja IU, reclamando la famosa “deuda histórica” que, si la memoria no falla, acabó pagándola Aznar ya que González se fue dejando la perra amarrada? Aquella deuda era calderilla en pesetas si la comparamos con la que reclama ahora Andalucía –creo que el PSOE…

Otoño judicial

Pueden disimular cuanto gusten unos y otros pero pocas dudas caben de que el otoño entrante va a ser un otoño judicial, con lo cual la actualidad andaluza se verá aliviada, atentos como habrán de estar los políticos a las sentencias y sus resultas. Vienen de camino, al menos, tres acontecimientos de órdago –la sentencia…

La salud pública

Seguiremos una semana más con el toletole de la listeriosis. La Junta señalando al Ayuntamiento de Sevilla por su cuestionable sistema de control sanitario, el Ministerio haciendo lo propio, a media voz, con la Junta, y aquel atenido al refrán de que en boca cerrada no entran moscas. Se plantea ahora la posible unificación de…

El que faltaba

Gran inquietud ha provocado el tristísimo incidente del omeprazol contaminado de crecepelo responsable de la aparición del llamado “síndrome del hombre-lobo” en un grupo de niños andaluces. Sostiene la Junta que se trata, pues eso, de un incidente de botica y nada más, pero mi boticario –la mosca tras la oreja– se pregunta si no…