Ocurrencias

Los ontólogos de guardia en el Ayuntamiento sevillano han rizado el rizo tan descabelladamente que han terminado por inventar lo que algún colega ha llamado la “no-Feria” (de Abril) en su enigmático empeño por forzar la “nueva normalidad”. Es verdad que hay ya indicios vehementes de que, luego, han caído en la cuenta, y hasta…

Realismo

A los andaluces –de creer a los augures de un barómetro regional– les preocupa bastante más el desempleo que la dichosa pandemia. He ahí una rotunda muestra de realismo en nuestra mentalidad que, la verdad, no ha dejado de sorprender a quienes la creíamos irremediablemente extraviada. Y no es que nos hayamos levantado una mañana…

Salideros

Pocas dudas caben ya de que la corrupción ha encajado estructuralmente en nuestro sistema público. Los dos últimos detectados en nuestro puerto de Arrebatacapas han sido, uno, el de una fundación del Ayuntamiento de Sevilla que derrochaba el presupuesto en pagarse a sí misma simulando proyectos de ayuda internacional jamás ejecutados; y dos, el de…

Otra endemia

La misma sociedad que se citaba en los balcones durante la pasada clausura para ovacionar a los sanitarios sigue viviendo episodios de violencia contra esos servidores públicos que, a pesar de su actual condición de “autoridad” (¡), continúan soportando una grave indefensión. En 2019 parece ser que se registró una agresión cada 48 horas y…

Letra chica

Ha causado notable estupor la decisión del “Gobierno del cambio” de atizarle otro medio millón de euros al mismo sindicato UGT al que tiene reclamado el reintegro de los cuarenta presuntamente desviados con anterioridad. La consejera de Empleo ha justificado el disparate con el argumento de que el sindicato –cuya anterior plana mayor está todavía…

Tópicos

Pronto cumplirá un siglo la teoría orteguiana de Andalucía, ese aguafuerte que nos retrataba –¡en 1927!– como “narcisistas colectivos”, asombrado de que, en Sevilla por ejemplo, “los vecinos hayan aceptado el papel de comparsas…(debido) a esa propensión a representarse a sí mismos”. ¿Insultante o tristemente irrebatible? Nunca hemos sabido espantar el fantasma del tópico pero…