Un pésimo negocio

El emperre del presidente Chaves en amordazar a El Mundo utilizando la vía judicial está resultando un pésimo negocio para el puntilloso prócer, que no sólo ha debido encajar la cuidadosa sentencia del juez natural que desestima su pretensión, sino que ahora se ve expuesto en la picota virtual de Internet a la vergüenza pública,…

La sacra dualidad

El Parlamento andaluz –esa “camarilla” más que Cámara– ha decidido por mayoría absoluta y contra la exigencia de la Oposición en pleno, impedir que Chaves explique las consecuencias de la sentencia que acaba de revolcarlo. Con un argumento sencillo, medieval, tomado quizá de Kantorovich: que el Presidente, como el Rey, constituye dos sujetos, es uno…

Carta de ajuste

Para carta de ajuste la que le ha puesto el Tribunal Supremo a la tele de la Junta,m esto es, a Canal Sur, al declarar nula –a Instancia de la Asociación de Licenciados en Imagen y Sonido de Andalucía (ALISA)– una convocatoria de empleo con la que ese ente, cada día más politizado y dependiente,…

Bromas urbanísticas

Leo divertido en el periódico que en Carboneras –imaginen a donde han ido a poner la era, a estas alturas– la Justicia ha abierto una investigación para poner en claro las circunstancias en que han sido edificadas ciertas “casas ilegales”. ¡A buenas horas mangas verdes! ¡Pero si entre Marbella Y Chiclana (por no emborronar mas…

El concepto del honor

No es por dar ideas a los pretorianos de Chaves pero, verdaderamente, muchos andaluces deben de llamarse a escándalo viendo como el Presidente se mete en ominoso pleito contra unos periodistas (¡y, encima, lo pierde!) por algo tan nimio y legítimo como publicar una fundada noticia sobre cierto espionaje en el que el espía en…

El atajo legal

Los políticos han redescubierto, una vez más, el atajo legal. Las construcciones ilegales de Marbella, las de Chiclana, las de donde sea, se “legalizan” (esto es, las sufragamos entre todos en beneficio de unos cuantos) y a otra cosa. Pero eso no es nada puestos a contemplar trampas a la ley. El Ayuntamiento de Sevilla…