Calor africano

Viene bien el calor, africano a ser posible, para confundir bajo la calima el desolador paisaje político. Chaves anda en Marruecos como si no se hubiera enterado de la jugada de Delphi, los empresarios de El Algarrobico dicen que demás está lo que digan los tribunales sobre su “hotel sobre la orilla” si el Ministerio…

El dinero de ellos

Coincidiendo con el forzado descubrimiento del enorme “pelotazo” perpetrado por el alcalde de Sevilla, la decisión del consistorio marbellí de encargar a un bufete de altos vuelos la tarea de recuperar lo afanado por sus ediles infieles y alguna otra, sólo el calor salvará al Poder de una indignada reacción ciudadana que contiene, de hecho,…