Laicismo bobo

El furriel de IU en el Ayuntamiento de Sevilla ha tenido una idea luminosa a propósito de la iluminación navideña de la capital andaluza: la de que, en adelante, no se vuelva a pronunciar jamás la palabra ‘Navidad’ sino que se utilice en su lugar “solsticio de invierno”. En su renovada obsesión laicista, IU insiste…

Cosas de poca monta

Ninguna novedad que el delegado del Gobierno se dedique a responsabilizar a la oposición de los males de la patria. Grandísima, en cambio, y de lo más grave, que el de Andalucía considere “cosas de poca entidad” delitos definidos en el Código penal como las quemas públicas de banderas nacionales o de efigies del Jefe…

País subvencionado

Ahora los pobres enseñantes: Chaves acaba de prometerles 7.000 euros anuales durante cuatro años en concepto de incentivo para “la consecución de los objetivos fijados por cada centro”. Vamos a ver en qué consisten esos “objetivos”, no vaya a resultar que se trata de bajar el listón para lograr el que supondría reducir el fracaso…

Muertos y vivos

Es antigua tradición electoral española hacer votar a los muertos. Hasta hubo un chiste que decía que si Cristo resucitó a Lázaro, Romero Robledo había levantado de sus tumbas a miles de sepultos. Pero también es viejo el truco de las afiliaciones de última hora, la falsificación real de los  censos a base de introducir…

Cuentas oscuras

Ya hay acuerdo, el parto de los montes se ha producido, y Chaves ha conseguido del Gobierno un “adelanto” de 300 millones a cuenta de la llamada “deuda histórica”, que será pagado, huelga decirlo, antes de las elecciones y como parte de su campaña. Un adelanto es mejor que nada, eso es cierto, pero no…

El rincón del vago

En Internet hay un afamado “sitio” llamado “El Rincón del Vago” donde, entre otras cosas, el alumno logsiano puede hacerse con un trabajo sobre cualquier tema y encasquetárselo a su profesor como propio, contribución no decisiva, ciertamente, pero suplementaria del fracaso estudiantil. Pero si esa iniciativa era estupenda más lo es, desde luego, la ocurrencia…