La jungla de la justicia

Insistimos: es normal que un juez y una secretaria de juzgado que provocan con su negligencia una situación irreparable sufran la correspondiente sanción, como lo es que entre ambas haya una proporcionalidad razonable. Ahora bien, la realidad de los Juzgados es tremenda desde hace muchos años y cada vez peor, y la gran responsabilidad por…

Universidad menguante

Se reclaman cerebros para el futuro imperfecto de la ‘Andalucía imparable’ pero proliferan los informes que denuncian el desempleo de los postgraduados, la estafa de los másteres, la incapacidad de la actual universidad de proporcionar a sus alumnos una formación humanística y práctica adecuada a tan grandes objetivos. Pero nos enteramos de que, sólo en…

Cosas nuestras

Otra vez Andalucía en boca de todos, de nuevo nuestra sufrida imagen soportando la rechifla nacional a causa de un documento oficial –un panfleto propagandístico del río Guadalquivir—en el que aparece, decorando la margen del Rió, junto a la Mezquita cordobesa, la catedral de Palma de Mallorca. Y no me vengan con que se trata…

Cuadrar el sudoku

El sudoku de Solbes tenía trampa, naturalmente, por la sencilla razón de que ese modelo suyo en el que todos saldrían ganando era sencillamente imposible. Ahí tienen, para empezar, el pelotazo concedido a Cataluña en el capítulo de inversiones de los nuevos Presupuestos –en detrimento de Andalucía, entre otras comunidades—y ahí tienen el cambalache favorecedor…

Sarcasmo oficial

Al comentario del Defensor del Pueblo sobre al posibilidad de que “miembros descontrolados” de la Guardia Civil hubieran procedido brutalmente contra los inmigrantes instalados en Almería –algo que, de ser comprobado, sería intolerable—hay que unir el sarcasmo de los responsables del Cuerpo alegando que no constaban oficialmente denuncias sobre el particular y la exhortación, realmente…

Matusalem, sin derechos

Se multiplican los casos de solicitantes de las ayudas prometidas en la Ley de Dependencia, cuyos recursos, encima, serán recortado en el los próximos Presupuestos. Hay ancianos nonagenarios, incluso centenarios, que son calificados por la Junta –al cabo de Dios te salve, encima–  como “dependientes moderados”, disparate que la ‘delegata’ de Bienestar Social e Igualdad…