La famosa prioridad

Desde la investidura de Griñán, al menos, viene pregonándose que, en Andalucía, la enseñanza no es un propósito sino una prioridad. Quiérese decir que los dineros públicos deberían ir antes que a nada a esas aulas que, según los más prestigiosos informes internacionales, ahora abarrota –por lo general sin aire acondicionado— la “peña” más atrasada…

Juan Palomo

Se ha repetido en incontables ocasiones: los miembros del Parlamento son los único trabajadores que establecen –¡y por unanimidad, no falla!—sus condiciones de trabajo y, lo que importa más, sus ingresos. Considerando los “curricula” de sus Señorías, hasta hay quien dice –y no seré yo— que a ese costo, andamos pagando una Cámara mediocre como…