Tocando fondo

Da grima contemplar la degradación progresiva de ese mascarón de proa del radicalismo que ya va siendo al SAT. Un día es la imagen del alcalde perpetuo Gordillo haciendo el ridículo en el avispero catalán; otro el espectáculo novecentista de Cañamero luciéndose en el Congreso o asaltando un supermercado; y un tercero, en fin, el…