Don dinero

Que una cosa es predicar y otra dar trigo, lo sabemos desde siempre al dedillo. Ya conocíamos varios casos de sindicatos de izquierda litigando a zarpazos con sus empleados, pero ahora son ya los trabajadores de los propios partidos de la izquierda extrema quienes están yendo a los tribunales frente al inverosímil despotismo laboral de…

Sin cuartel

Poco ha durado el armisticio alcanzado por los peperos en Andalucía. En menos que canta un gallo, los madriditas han vuelto a levantar el puño dispuestos a romper lo que haga falta en el partido con tal de controlar a los locales, y han comenzado por defenestrar al portavoz del partido en el Ayuntamiento (clave)…

Futbolín

Una metáfora real: la imagen del Rey, junto a la plana mayor de la politiquería, librando una partida de futbolín. No habrían podido hallar otra mejor para ponernos ante el espejo, ellos manejando los mandos, nosotros dando chilenas y volapiés forzados sin salirnos de la fila, como autómatas sin voluntad ni criterio. Es asombrosa la…

Ridículo

Han perpetrado, finalmente, el ridículo, y menos mal que (aunque lamentablemente) no estamos en temporada turística. ¿Qué impresión de Sevilla y, por extensión de Andalucía, se llevará el forastero que aterrice en esa “no feria” inventada por el Ayuntamiento de la capital? Plazas con farolillos, bares y comercios engalanados “a la flamenca”, que ocultan severamente…

Justicia y memoria

¿Se acuerdan ustedes de lo de Marcasevilla? Es posible que no porque han transcurrido nada menos que ¡10 años! desde que apuntara el escándalo de aquel reparto entre amiguetes perpetrado por el “régimen” anterior, según el magistrado, “extramuros de cualquier legalidad” y “de forma injusta y arbitraria” además de “prescindiendo del procedimiento legal”. Un juez…

Ocurrencias

Los ontólogos de guardia en el Ayuntamiento sevillano han rizado el rizo tan descabelladamente que han terminado por inventar lo que algún colega ha llamado la “no-Feria” (de Abril) en su enigmático empeño por forzar la “nueva normalidad”. Es verdad que hay ya indicios vehementes de que, luego, han caído en la cuenta, y hasta…