Suma y sigue

Los “cuatro o cinco casos” que Chaves admitió que podrían haberse producido en la Administración de su partido por obra de otros tantos desaprensivos, van ya por 146, según las cuentas de la propia Junta. Y encima sabemos ahora que no fue sólo aquel director general al que se le trata de endilgar el mochuelo…

Guerreros del antifaz

La coalición IU y su jefe Valderas están dando el do de pecho en el negocio de las prejubilaciones fraudulentas de la Junta. No les digo más que hablan ya de “perversión de la democracia”, anuncian inviables proyectos de transparencia parlamentaria, aseguran que el “caso” es un “saco sin fondo”, exigen la comparecencia de Chaves…

El mayor fraude

Ningún  fraude, entre los registrados en la crónica autonómica, resulta comparable al de las prejubilaciones falsas financiadas por la Junta que, entre otras cosas, se está demostrando (las últimas demostraciones ayer en El Mundo y en El País) que favorecieron a no pocos dirigentes del PSOE. Cerrarse en banda amenazando con querellas a quienes acusen…

UGT apaga la luz

El sindicato UGT, lamentablemente no del todo ajeno ni mucho menos al lío de las prejubilaciones falsas, no quiere que haya comisiones de investigación. Dice que, “con los datos que nos constan”, no deben de ser tantas las personas implicadas en el enorme estafa, y cree que “se está extralimitando de tal manera la situación…

Pobre intervención

Nada tan comprometedor para la Junta de Andalucía en el negocio de las prejubilaciones falsas por ella financiado como los informes que, durante años, emitió la Intervención de Hacienda –que entonces encabezaba Griñán como consejero—descalificando el procedimiento empleado. La otrora poderosa Intervención se ha convertido en el pito del sereno, sometida de hecho a la…

Daños y perjuicios

Los miles de opositores a enfermeros de Almería tendrán que repetir sus pruebas como consecuencia de la filtración de los temas en Internet, y una vez desechada la chapuza que proponía la consejera consistente en suprimir sólo las preguntas filtradas y sustituirlas por las de reserva. Bien, pero ¿quién indemniza ahora a los opositores que…