Rozar el delito

Parece obvio que al acusar a la juez Alaya de “rozar la prevaricación”, Chaves roza el delito de calumnia. La juez hace lo más sensato al no echarle cuenta, claro, pues no sería raro que se trate de una provocación para provocar que, al replicar querellándose, perdiera el “caso”, que es con lo que sueña…

La gran manta

Los llamados “agentes sociales” se han convertido, en el clima de la “concertación”, en socios además de adversarios. Escuchen si no al presidente de la patronal andaluza decir sobre los probados mangazos de UGT que sí, que el hecho “daña la imagen” de la concertación dichosa, pero que no afecta a los acuerdos en sí.…