La vía andaluza

Parece que el presidente Moreno permanece al margen del rifirrafe post-electoral,      pues tiempo habrá de hablar cuando se remanse la galerna. Mientras tanto habrá que soportar los trajines saduceos del sanchismo, agarrado al clavo ardiente del fantasma de Vox. ¿Es que ha resultado algún extremo de la abstención de Vox para apoyar al Gobierno…

Fuego amigo

Ante la muy problemática perspectiva que se ofrece al “Gobierno del cambio” tras los resultados de Castilla-León, no faltan siquiera las incómodas voces internas. Como la del secretario general del PP tildando de “perjudiciales” los ejecutivos de coalición o la del vicepresidente andaluz del casi extinto Ciudadanos proponiéndose a sí mismo como la esperanza blanca…

Oráculo manual

Quizá me paso en el imaginario, pero no creo que el viaje al moro opulento del presidente Juanma sea casual. ¿Habrá querido ver de lejos los toros electorales de antier yéndose a los Emiratos? Quién sabe, pero no excluyan que su ausencia obedezca a ese “arte de prudencia” en el que Gracián aconseja al gobernante…

El dilema de voz

Engallado por el presunto crecimiento en tierras de Castilla, Voz ha jugado de nuevo a la peligrosa estrategia del bloqueo al “Gobierno del cambio”, repitiendo la extravagante alianza incluso con la extrema Izquierda. Sus amagos de dejar sólo al PP, sin embargo, están condenados  al fracaso en buena lógica pues la propia probable candidata Olona…

Propios y ajenos

Se comprende que los sindicatos llamados “de clase” vendan su gestión lo mejor que puedan entre sus anónimos defendidos. Por eso sacan a la calle a los interinos de la Junta “no amiga” (a la otra, ni reñirle durante medio siglo) exigiendo su estabilidad. ¿Pero hacen lo mismo con sus propios trabajadores? Pues no lo…

Bajarse al moro

Malamente debe ver Sánchez el futuro de Espadas cuando no para de ir y venir entre Andalucía y Madrid, ni que decir tiene que prometiendo bicocas como corresponde en precampaña, pero sin abrir la boca. En Almería ha comparecido ante los “medios” sin permitir pregunta alguna, como es su costumbre, siguiendo el proverbio de que…