El bañador de Fraga

Cuesta dar crédito a la noticia de que la Comisión Europea, a instancias de los ecologistas, acabe de reconocer que la restauración medioambiental de la zona de Palomares afectada por las bombas nucleares ¡de 1966! ande aún trajinando en el papeleo de los burócratas. Más de medio siglo después comprobamos lo poco fidedigna que era…

Lo que hay que oir

Escuchar a doña Susana reclamar en el Parlamento “autónomo” (es un decir) una sesión “urgente” para debatir la “situación límite” en que se encuentra la sanidad pública andaluza es por lo menos psicodélico. Se necesita frescura para quejarse de los actuales problemas como si estos no tuvieran su profunda raíz en el clamoroso desastre que…

En voz baja

Mala cosa, cuando en política se baja la voz desconfiada y se prodigan las confidencias. Alguien que fue referente del “régimen” pasado se queja de la incuria/inopia actual de su partido y teme que el eterno rival –esa “derechona” despreciada durante decenios— se empine y acabe consolidando su precario liderato. “Se ha vivido demasiado tiempo…

Hacia la inopia

La portavoz del Gobierno de la nación se ha dejado caer, como de costumbre, descalificando a un Informe Pisa sobre el estado de nuestra educación que desde la Complutense se considera único “en el mundo” en el ámbito de la docencia o la economía. Es mala la ignorancia pero más peligrosa aún cuando se alía…

Parlamentos

Es verdad que tras contemplar el pitorreo de los diputados al jurar en el Congreso, tampoco vamos a sorprendernos porque en la Cámara andaluza “no haya sanciones previstas si se incumplen las obligaciones” por parte de los diputados. ¡Toma ya! Tras décadas de balneario “cinco estrellas”, resulta que si nuestros costosos representantes se pasan por…

Razón política

No todo está perdido, por lo visto: aún queda quien piensa en el ámbito político. En la competencia aparecía ayer una amplia y profunda entrevista al ex-presidente Borbolla que avala lo que digo. Ni la extremosidad del momento que vivimos, ni la complejidad ideológica y política, ni siquiera el lógico e inevitable compromiso partidista, son…