La otra Inquisición

Con estos trajines de la secularización que, desde Weber a Berger, vienen anunciando los sabios, la verdad es que los laicistas (no los laicos, que son otra cosa) se están poniendo muy pesados, sobre todo en la vida pública. Miren la que traen entre manos algunos de nuestros biempagados diputados del pueblo disconformes con que…

El camino de Damasco

¿Se imaginan a Pablo de Tarso, ese teólogo visionario, sometido a la regla de que sus epístolas no podrían pasar de los 140 caracteres? ¿Es posible imaginar esa teología tartamuda, sincopada, por fuerza escrita en mensajitos micro de Twitter para llegar a las comunidades lejanas y desentrañar la formidable madeja de la nueva fe sin…

La hora de todos

Acaba de morir en París, no poco olvidado, Michel Slitinsky, el probado patriota judeofrancés que logró, tras una minuciosa reconstrucción de los hechos y circunstancias de la represión nazi, establecer la grave colaboración con los genocidas de uno de los personajes más camaleónicos del siglo, Maurice Papon, mano de hierro durante la persecución racista, gaullista…

Pies de barro

El proyecto de unos Estados Unidos de Europa no resiste la comparación con el modelo americano. No ha habido voluntad aquí, al menos después de los padres fundadores, de constituir una federación fuerte y unida, capaz de garantizar su acción mancomunada tanto en la política interna como en la exterior, y a ello se debe…

Extrañas logias

Cuenta Boadella en su último libro que, durante una cena a la que asistieron él mismo junto al cardenal Sistach y el actual ministro de Interior, Jorge Fernández, y cuando la conversa versaba sobre la caída del Muro de Berlín y sus oscuras causas, el ministro zanjó la cuestión con tres contundentes sílabas: ¡Fá-ti-ma!”. Se…

Territorio exento

El otro día pudo verse en televisión a un futbolista de prestigio intercambiar escupitajos con un rival al que con ese gesto quiso demostrar su desprecio a causa de algún incidente del juego. No es la primera vez, por supuesto, como no lo es contemplar la incomprensible impunidad de que gozan esos gladiadores capaces de…