Memoria y rencor

Hace sólo unas semanas, tuvo lugar en la localidad huelvana de Nerva un hecho singular: el discreto entierro en su cementerio de un soldado nervense caído en Rusia durante la Guerra Mundial. Descubierto su cadáver por una piadosa asociación que vela por esas memorias perdidas, sus promotores sugirieron al Ayuntamiento que, al haber fallecido los…

El crimen banal

Va siendo interminable la lista de bárbaros que asesinan en serie, en no pocas ocasiones abrogándose la condición de “purificadores” o, simplemente, de ánimos superiores exentos, en consecuencia, de cualquier responsabilidad. Dos zagales vascongados acaban de aplastar brutalmente a un matrimonio anciano, en plan Dostoiewski, antes incluso de cumplir la quincena. Otro salvaje habría degollado…

Guerra y Paz

Reciente aún la falsa alarma de ataque aéreo coreano a Haway, irrumpe la extraña noticia de que las dos Coreas, encarnizadas enemigas desde la guerra atroz que nubló mi infancia, van a desfilar juntas en los próximos Juegos de Invierno que tendrán lugar en el Sur. El deporte una vez más en su papel de…

El cura y la sequía

Ya no hay rogativas, hoy sería ya insólito ver por las calles de nuestros pueblos un cortejo presidido por el párroco entonando preces en demanda de lluvia, como antaño, y desde unos orígenes remotísimos, fue costumbre en tiempo de sequía. Hasta se practicó la extraña liturgia de “mojar” a las imágenes de algunos santos, un…

Monstruos modernos

La madre de un famoso asesino confeso –una gallega aturdida por el dolor— acaba de proclamar a los cuatro vientos que repudia a su hijo al que ha calificado desconsoladamente de monstruo. Y lo ha hecho tras cerrarse el broche de un año que ha registrado, sólo en España, más de medio centenar de mujeres…

Mañana en Paris

Invierno parisino, la gente apresura el paso por la calle. Dos de cada tres peatones caminan absortos como abducidos por sus auriculares, otros dos trastean sus “smartphones”, la muchedumbre de fantasmas abarrota calles y almacenes cuando no se detiene en el bistrot bajo el calor de la lámpara. París, como el resto del mundo, ha…