Prendas políticas

El cuestionable Parlamento bolivariano está escenificando esta semana el drama de la división nacional a base de encasquetarse gorras en las cabezas diputadas. Rompió el fuego el sucesor “in pectore” de Chaves y actual vicepresidente, Nicolás Maduro, al presentarse en el hemiciclo con una gorra tricolor – azul, amarilla y roja—con la inscripción “4-F” que…

Mito y opinión

Hace cosa de un año los frecuentadores de la prensa internacional supimos que un tal Tyler Hamilton, un ciclista del equipo de Lance Armstrong, había escrito (o se había hecho escribir) un libro de confesiones en el que denunciaba la realidad del dopaje en su deporte y pedía a su jefe de filas que confesara…

Tres años después

No hemos percibido el menor rumor mediático con motivo del tercer aniversario de la formidable tragedia de Haití que se cumplió hace poco. Olvidar doscientos mil muertos es tan fácil hoy día como deshacerse de cualquier otro recuerdo, pero no cabe duda de que dice bien poco de esa fantaseada solidaridad de la que alardea…

La frontera muerta

Lo que está sucediendo en Mali pone en evidencia el hecho de que la guerra moderna ha de adaptarse a ese nuevo enemigo, por cierto, tan antiguo: el enemigo invisible. Todo un despliegue militar de última generación se ha encontrado sobre el desierto pero sin enemigo al que someter, cosa que debieron pensar antes los…

Dudosos remedios

La vieja batalla de la contraconcepción se ha reabierto en Francia con motivo de algunas alarmas recientes, relacionadas, sobre todo, con las llamadas píldoras de “3ª y 4ª generación”, es decir, de lo último en anovuladores, recomendadas, según los expertos, sólo para las mujeres que no soportaran las anteriores pero no, como se ha hecho,…

Los 400 euros

Tengo muchas veces la sensación de que estamos atravesando en España uno de los periodos más sujetos a la ocurrencia y a la improvisación. Abundan esas ocurrencias en la política, sobre todo, y curiosamente parece como si compartieran una lógica propia que, por descontado, no tiene nada de real. Los 400 euros, por ejemplo. He…