Saber latín

“Volisne cum me mathematicis tweetere?”. No se pierdan el macarrón que un audaz profesor de matemáticas, Charles Boubel, que enseña en Estrasburgo, ha propuesto a algunos colegas y alumnos abducidos por las llamadas “redes sociales”, con el bizarro propósito de enseñar sus teoremas en un latín adecuado a la postmodernidad. Se lo he comentado al…

Mala suerte

En un tiempo en el que colaboré, y muy estrechamente, con el presidente Borbolla le oí decir más de una vez, en el marco de ese catecismo estético tradicionalista heredado de su abuelo, que no había poder sin influencia ni influencia sin prestigio. Creo yo que apuntaba a la necesidad de contemplar el poder como…

Las viejas “chuletas”

La autoridad anda muy preocupada por el desarrollo al parecer imparable de lo que se ha dado en llamar la “industria del fraude” en las aulas. Siempre hubo trampas en los exámenes, pero todo el ingenio acumulado durante siglos (ya Torres de Villarroel sabía que sus estudiantes copiaban) resulta cosa de poca monta comparado con…

Sandalias del pescador

Los papas han calzado tradicionalmente finos zapatos rojos. Por eso causó gran impresión la imagen televisada del nuevo pontífice luciendo un par de zapatones gastados bajo la sotana blanca, en abierta ruptura con una tradición que tal vez se pretendía olvidar. Sin embargo, durante su viaje a México en 2012, Benedicto XVI fue obsequiado con…

El progreso material

Cuando a mediados de los años 40, Samuel Lilley escribió su fundamental ensayo sobre el progreso material, “Hombres, máquinas e historia”, era ya consciente de la inevitabilidad de un avance tecnológico que él consideraba un camino hacia una sociedad casi feliz dirigidos por las “fuerzas motrices de la Naturaleza”. Asombra su premonición del papel de…

El negocio de la crisis

No todo es ruina en la crisis. Me entretengo consultando en el informe llamado World Wealth Report la evolución de las fortunas en el planeta durante los últimos años, para comprobar la vigencia del viejo dicho de que “en este mundo, cuando uno gana un duro, otro lo pierde”. Una simple ojeada a ese estudio…