Primera sesión

A juzgar por una primera impresión, no parece que vaya a resultarle fácil al futuro Gobierno autónomo bandearse en su Parlamento. No había más que oír jurar el cargo a sus Señorías para entrever la fractura íntima de una Cámara que precisa de tres fórmulas promisorias –cuesta entender, desde luego, por qué no se establece…

Los delitos y las penas

Alguien resaltaba hace bien poco en estas mismas páginas el perfil de una ilustre dama sevillana que ha hecho de su vida una incansable campaña contra la pena de muerte. A muy altas instancias internacionales ha llegado su voz reclamando la abolición de esa barbarie que ensombrece desde siempre nuestra civilización, pero tampoco hace mucho…

El nuevo paisaje

No cabe duda de que, tras la batalla, Andalucía ofrece un nuevo paisaje. Poca gente hubiera contemplado no hace más que unas semanas un cambio tan radical como el que se ha producido y menos aún habría sospechado que un fracaso electoral podría implicar el fin de un “régimen”, la imagen de cuya plana mayor,…

Con pies de plomo

No cabe duda de que las elecciones del 2-D han abierto a Andalucía una perspectiva tan ancha como compleja. No es lo mismo alternar el Poder que liquidar un “régimen”, como no lo es rodar cómodamente sobre el biciclo del bipartidismo que estrenar una experiencia política en la que resultará imprescindible mantener entre muchos el…

El valor del voto

No me acabo de creer los inquietantes augurios sobre la posible alta abstención que se podría registrar hoy. No es que falten motivos para justificarla, desde luego, pero la peculiar psicología social del electorado andaluz me parece que aconseja moderar esa indeseable previsión. Hoy saldremos de dudas, en cualquier caso, y ya verán como mañana…

El mundo que viene

Voy a Málaga en busca del viejo maestro, Manuel Alcántara, 91 años (¡“y 9 meses!”, puntualiza él) para hablar, sobre todo, del tiempo pasado, sostenidos por la energía sagrada del “dry Martini” que el sorbe lenta y cuidadosamente mientras evocamos recuerdos. ¡Son tantos los que se fueron ya! Apenas mencionamos el presente, de cuyo vértigo…