El nombre deshonesto

En Buenos Aires comprobé hace unos años la eficacia de la represión establecida por el uso oral en torno a la palabra culo. No precisamente ajenos a la analidad, los argentinos parecen haber decidido, por alguna razón que no se me alcanza, eliminar cualquier alusión a esa parte del cuerpo ciertamente estigmatizada en tantas culturas,…

El reino pobre

El mismo día en que el periódico nos informa de que el rey de Nepal, ese bárbaro probablemente fratricida, ha renunciado finalmente a sus poderes absolutos acorralado por la horda maoísta, el rector de Oxford, Chris Patten, declara en una lúcida entrevista que el mundo debe olvidar tanto el centralismo americano como el eurocentrismo y…

Locos de atar

Cuando Borbolla era presidente de la Junta, una de las novatadas de la autonomía fue cerrar el manicomio. Recuerdo aquella mañana y el titular juntero del ABC –“Cerramos el manicomio”—que yo tuve ocasión de leer espeluznado mientras los teléfonos de la Presidencia comenzaban a tronar amontonándose y no había voces bastantes para tranquilizar a las…

Las dos manos

Uno de los acontecimientos de la semana ha sido, sin duda posible, la aparición de ZP en la portada de ‘Newsweek’ con la sonrisa canonizada bajo un eslogan que ni pagado (y no me tomen por lila, por favor) quedaría mejor: “Making Socialism Work”, esto es, “Haciendo un socialismo que funciona”. Ya tienen ahí otra…

Elogio de lo mediocre

La madre del cantante Bruce Springsteen –“Subid el volumen, poneos los zapatos de baile y disfrutad”—ha participado en el homenaje que el antiguo colegio del nene le ha ofrecido en su calidad de triunfador, con un discurso escrito por éste, en el que se hace sin ambages, aunque con cierta ironía respecto del sistema educativo,…

La franja morada

Un amigo sabio y republicano recalcitrante me comenta la significativa limitación de la respuesta a la convocatoria republicana del pasado 14 de Abril –unos tres mil feligreses en toda España es bien poca cosa, hay que reconocerlo—en términos que apuntan tanto a la débil racionalización de los reivindicadores como a la evidente inercia que gobierna…