La campaña

  Lleva razón Javier Ortiz –y lo raro es que en este país tan costero no se haya escuchado esa protesta más que en raras ocasiones—cuando dice que a ver si se enteran de una vez las autoridades de que ni las pateras son pateras ni los cayucos, cayucos. No lo son, desde luego, como…

Materia y espíritu

  En mi maniático seguimiento de las imaginaciones científicas, acabo de encontrar una experiencia que me devuelve intacta la vieja paradoja del interés de los sabios por las cuestiones metafísicas. Se trata de la investigación llevada a cabo por dos investigadores canadienses tratando de establecer un mapa cerebral –¡otro!—en el que estuviera claramente determinada, a…

Leer y escribir

  A mediados de octubre, un Juzgado sevillano celebrará la vista de un juicio en el que, a demanda de un colectivo de opositores presuntamente perjudicados, se determinarán las responsabilidades derivadas de la defectuosa corrección de la prueba de un dictado en unas oposiciones a ordenanzas municipales. La cuestión es que el tribunal dio por…

La puta España

Un actor gallego más bien desconocido se descolgó hace poco insultando a todo bicho viviente y, de paso, a España, así en general, en plan iconoclasta total y sin matices. “Que se vayan a tomar por el culo estos españoles, ojalá les exploten los cojones y vayan al cielo sus cojones, que se vaya a…

El sacristán y el peón

  Vemos estos días en los periódicos una cruenta guerra de esquelas mortuorias. Divididas, enfrentadas, como reproduciendo en el ritual del luto la violencia del crimen. Unas recordando a las víctimas de la represión franquista, otras oponiéndole el recuerdo de los avasallados del otro bando. Vuelven a restallar en el ambiente las viejas expresiones que…

Amado mío

  Ha muerto Glenn Ford. El hombre que en los años 50 seducía con su mirada de acero y su decidida mandíbula a un gineceo todavía silente. Glenn Ford fue un gran actor sobre cuyos grandes méritos acabó imponiéndose la imagen demediada del “partenaire” de Rita Hayworth, la mujer fatal que lo abofeteaba en ‘Gilda’…