Contrautopía minimalista

Le han dado el Nobel a un banquero de Bangladesh, Mohamed Yunus, un nieto de Gandhi que ha sabido encontrarle el revés a la trama de la utopía, el mismo que ya ganara hace unos años el ‘Príncipe de Asturias’. ¿Por qué no darle al pobre su oportunidad, por qué prejuzgar su insolvencia en lugar…

Manos blancas

Se hace lenguas la “pomada” chismorreando sobre el brete en que se halla el Príncipe de Asturias ante el nuevo embarazo de su esposa. Cuentan que ellos, los príncipes, preferirían ignorar el sexo del “nasciturus” pero que, por sentido del deber, consultarán al Gobierno antes de decidir, conscientes de que el dato no es irrelevante…

El miedo

Una avioneta estrellándose contra un rascacielos de Nueva York, para qué más, y precisamente un día 11: he ahí todo un símbolo sin réplica hoy por hoy. Un camionero detenido en un fielato por parecerse a Bin Laden: he ahí otra prueba del temor que invade progresivamente al llamado mundo occidental. El miedo es una…

Trata de negros

En la jerga empresarial utilizada en círculos con intereses en África es frecuente una expresión repugnante pero diáfana: “untar al negro”. Se trata ni más ni menos que de la práctica de sobornar (en fin, llámenle como quieran) a los “responsables” políticos de aquellas oligarquías para obtener los permisos que previamente se niegan desde sus…

El muerto, al hoyo

Veo a Maragall presidiendo el partido entres las “selecciones” de Cataluña y el País Vasco. Encantado de la vida, junto al fracasado Ibarretxe, en medio de la orgía de exaltación antiespañola, rodeado de senyeras e ikurriñas, cartelones proclamando el absurdo histórico de que Cataluña no es España y pancartas reclamando libertad para los presos de…

La danza macabra

Va a resultar que se equivocaba Apollinaire al dictaminar que nadie puede danzar toda la vida con el cadáver del padre a cuestas. ¡Vaya si se puede! Si hace poco se armaba la tremolina diplomática reclamando el cuerpo de El Zarqaui, una noticia recién llegada de Buenos Aires revela el proyecto del peronismo sin fin…