Las cítaras colgadas

El ministro de Exteriores de Bolivia, David Choquehuanca, se ha despachado a gusto en una entrevista publicada aquí mismo el domingo anterior poniéndonos a caer de un burro como nación colonizadora, con motivo del relativo rechazo de inmigrantes que supone la exigencia de visado. Nada menos que se ha dejado caer el canciller con la…

La primera piedra

La foto de prensa reproduce la imagen de una mujer enterrada hasta los hombros. Va vestida de negro riguroso, celosamente cubierta con la pañoleta de la honestidad y en su cara –que aparece rodeada de cantos y pedruscos– muestra las presuntas huellas de los primeros castigos. Pero no es una foto real sino un montaje,…

Ante la cámara

Merecería la pena estudiar con atención el efecto profundo que la presencia de la cámara produce en el ser humano, su capacidad para transformarlo en un momento y hacer de una vecindona una discreta o de un sabio un idiota. Cualquier cámara, incluidas las domésticas. En una localidad británica, Shropshire, un ciudadano de mediana edad,…

Dos en uno

En el incesante tropel de noticias que propagan los científicos destaca esta misma semana el descubrimiento, por parte de unos sabios italianos e ingleses, de una importante población de organismos que han logrado perpetuarse la friolera de cuarenta millones de años sin necesidad de recurrir a las relaciones sexuales. Es una lata quizá tener que…

Mía o de nadie

Otra vez hay inundaciones en la cuenca del Ebro. Como en años anteriores, se quejan los inundados mientras muestran desolados a las cámaras la ruina de sus casas y enseres, en espera del inevitable decreto que tardará en promulgarse y, en fin de cuentas, será recordado –otro– como tardío e insuficiente. ¡Agua va, agua al…

Piedras a lo alto

Voltaire abría el comentario sobre la blasfemia en su “Diccionario Filosófico” con una discreta advertencia que debería hacer pensar a tanto volteriano de pacotilla como anda esta temporada por ahí tirando piedras a lo Alto: el origen griego de esa voz que significa ni más ni menos que “ataque a la reputación”, según el sentido…