La estima pública

Andamos metidos en raras operaciones de valoración de la Historia que están dejando en evidencia la arbitrariedad de la estimativa pública. Por duplicado, además, pues TVE competirá con A3 en su aventura de confeccionar un ránking de españoles ilustres, influyentes o simplemente famosos elegidos en directo por los ciudadanos de a pie. Son empeños paralelos…

Visita a Potsdam

Cuando visité Potsdam me costó hacerme a la idea de que aquella apacible ciudad hubiera sido durante tantos años el gran reducto de la Stasi, la policía política/servicio secreto/brigada criminal de la Alemania Oriental. Me contaron quienes me guiaban por aquel laberinto que los viejos sicarios de la dictadura seguían ocupando las viviendas oficiales de…

Verdades que escuecen

El conocido provocador Michael Moore, azote de Bush y fiscal kamicace de muchas miserias americanas, va a iniciar una nueva cruzada contra el sistema de su país, en esta ocasión centrado en la crítica del sistema de salud de la primera potencia mundial que a él le parece –y no es ningún secreto– manifiestamente mejorable.…

La quimera del hombre

Parece que Inglaterra ha querido contribuir al festival de intimidades darwinianas que vivimos con la probación de una inquietante ley reguladora de la producción en laboratorio de embriones mixtos de hombre y otros animales. Se trataría de obtener material genético utilizable con fines benéficos, por supuesto, un poco en línea con el ya nada novedoso…

Retos de la libertad

Una iniciativa debida a profesores de Oxford y Cambridge pero también de Harvard y Toronto está tratando de averiguar el alcance de la censura impuesta por los gobiernos a la libre comunicación en Internet, un tipo de control que se vuelve más sofisticado en la medida en que los medios informáticos avanzan por su lado.…

Desde la barrera

Hay cosas que no me quitan el sueño pero cuya grave significación, como a muchos lectores, probablemente, no se me escapa. Por ejemplo, el pleito entre el cardenal Rouco y una modesta parroquia madrileña, la de Entrevías, con su despliegue de cánones y anatemas frente a un pacífico ejército de indigentes, “sin techo”, madres abrumadas…