El caldo y las tajadas

Asistimos últimamente a un maratón de ataques nada diplomáticos a las inversiones españolas en los países hispanoamericanos. En algunos casos, como en Puerto Deseado, al sur de Argentina, la furia “piquetera”, ante la pasividad más que elocuente del Gobierno, ha llegado a destruir por las bravas industrias españolas que hace años vienen proporcionando trabajo y…

Niños y cerdos

Una de los fallos de la especie humana ha consistido en su incapacidad para ajustar su reproducción adecuadamente al medio. Las otras, las “animales”, ya saben, se ajustan al medio sin necesidad de que nadie les lea la cartilla, se pliegan sumisas a un imperativo natural que el gran Malthus –tan poco leído, tan malentendido,…

El buen magnate

Un apellido magnate bien conocido desde hace años incluso en la crónica de sociedad, Getty, vuelve a titulares con motivo del acuerdo alcanzado entre sus sucesores y el Estado italiano sobre las obras de arte antiguo que, compradas en su día por el epónimo a los traficantes del género, exhibe todavía en sus museos la…

La hermana bestia

Nunca he descartado que una de las claves más efectivas que permiten el reajuste de nuestro implacable sistema social sean sus “utopías estéticas”, concepto gratuito con el que aludo a tantas formulaciones, siquiera teóricas, de proyectos benéficos que se suponen emanados de ese humanismo genuino que hace de gran legitimador de nuestro caos. La dureza…

Teoría del retrato

Acaba de ver la luz un estudio realizado por un grupo de estudiosos de la universidad de Tel Aviv sobre la copia de autorretratos que dejó tras de sí el genio de Rembrandt, la mayor colección de la historia del arte, por lo visto, y que constituye, según los autores, toda una “autobiografía pictórica” en…

El yugo de Himeneo

Ya está aquí la serpiente de verano (serpiente realísima, por supuesto) que anuncia la acción demoledora del veraneo sobre la pareja. Se separan miles de ciudadanos al volver de la playa o del país exótico, hartos de soportar la inevitable rutina y tal vez tentados por el opio de la imaginación. Una plaga, por lo…