Bombas y valores

Mientras las “viudas negras” ensangrientan el panorama tratando de evitar a toda costa que Putin se salga con la suya y celebre en Sotchi los Juegos de Invierno, gran baza publicitaria de su nueva imagen, el propio mandatario se ha dejado caer con que para Rusia es esencial resistirse a la invasión de los “pseudovalores”…

Héroe o villano

Cuando se cumplen los siete meses del escándalo, el New York Times ha expresado en uno de sus editoriales su convicción de que el Gobierno de Obama debería proponer a Edward Snowden alguna solución razonable al debelador del inmenso chanchullo del servicio secreto yanqui, y su intolerable intromisión en la vida privada de muchos millones…

El 18 Brumario

Un 9 de noviembre, o sea el 18 Brumario del calendario de los revolucionarios franceses, Napoleón dio un golpe de Estado que acabó con el Directorio y lo aupó a él a la cabeza del Consulado. Medio siglo después, su sobrino Luis Bonaparte, luego Napoleón III, daría otro que trataba de calcarlo y que, en…

Una real crisis

He creído todos estos años, oyendo hablar a Trevijano y a Antonio Romero, que el republicanismo había quedado –salvado sea Anguita—para una izquierda irredenta y perdedora. Sí, porque no había en el panorama español un solo signo de crisis en la estimativa popular y también, todo hay que decirlo, porque hemos visto cómo prosperaban las…

El periodista

Hay quien se ha felicitado porque en este “annus horribilis” solamente se hayan registrado 88 muertes de periodistas, cifra benigna si se compara con la de 112 que murieron en 2012. Los detenidos (870 al día de hoy) dan menos que hablar, como es lógico, salvo si son “secuestrados” propiamente. Una profesión de riesgo, el…

Muerte lenta

Poca gente se acordará ya de Ariel Sharon, aquel tonante “premier” israelí que gobernó con mano de hierro no sin antes hacerse famoso por “consentir” a la “falange libanesa” perpetrar la matanza de Sabra y Chatila, en su día calificada de genocidio por las Naciones Unidas. Sharon sufrió dos ataque cerebrales hace ocho años y…