La guerra secreta

La amenaza terrorista dictada desde los cuarteles secretos de Al Qaeda ha forzado a los organizadores del ‘rally’ Lisboa-Dakar a suspender la prueba de inmediato. Es la primera victoria lograda por el terrorismo a la primera de cambio, que yo recuerde al menos, pues si es cierto que aquí mismo ETA forzó en tiempos al…

Precios y burbujas

Casi sin darnos cuenta, visto y no visto, hemos pasado de la confianza al temor, del temor al temblor si quieren, contemplando el paso de la burbuja a la crisis, y lo que es peor, de la reforzada confianza en la expansión sin fin a la constatación del frenazo en seco. No andaba tan descarriado,…

Preceptores y maestros

La actual generación principesca española fue a un colegio privado madrileño, un colegio de élite, ni que decir tiene, en el que´, en tiempos remotos, afanábamos unos duros impartiendo clases particulares algunos elementos bien significados entre el rojerío universitario. Éramos nosotros, más que infiltrados o quintacolumnistas en el ‘alma mater’ de la altísima burguesía, los…

Las cuatro velas

Como todos los años, asistimos indiferentes a la compleja liturgia laica del adiós y la bienvenida al tiempo fugitivo. Nos bombardean con ofertas y sugerencias, desde las meramente oportunistas que animan a comprometer buenos propósitos, a las que, sin más, tratan de estimular nuestro consumo, pasando por las que ofrecen mágicos remedios para lograrlos o,…

Fama y memoria

Fraga ha vuelto a defender a Franco. Es su privilegio en una democracia, incluso en la calle, que él decía que era suya cuando era ministro, del mismo modo que en el régimen en el que él sirvió una opinión equiparable hubiera constituido delito del que había que responder ante un tribunal especial, encima. Que…

El mal lector

Hay quien augura ya sin cortarse un pelo el fin de la lectura. Se anuncia, incluso, la desaparición del libro, sustituido por la escritura virtual, revolución mucho más extensa e intensa, de llegar a producirse tal como se anuncia, que la vivida al filo del XVI con el “diabólico” invento de la imprenta. No creo…