La urna subastada

Hay un partido político en el Canadá francófono (no es coña), el “Néorhino”, que cifra su mayor compromiso en no cumplir jamás sus promesas electorales. Menos mal, porque la última consiste en una declaración de guerra a China con motivo del consumo de cuerno de rinoceronte considerado afrodisíaco, como se sabe, y convertido, en consecuencia,…

El bobo mitrado

Los ateos se han reunido en Toledo a finales del año recién pasado. No lo han hecho en un ‘congreso’ como si fueran filósofos, sino en un ‘concilio’, como si fueran “padres” de una oscura y rencorosa iglesia, una especie de Trento visto por el envés, que ha celebrado sus sesiones en una iglesia desacralizada,…

La viña y el jabalí

Van a llevar razón quienes recelaban que el papa Benedicto acabaría por distanciarse del cardenal Ratzinger, y no sólo de la esperanzadora lumbrera que fue para muchos en los años 60 aquel joven bávaro, sino del mismísimo gran inquisidor que ejerció durante el pontificado de Wojtila pasteleando entre Hans Küng y el obispo Lefèvre. No…

Las tres gracias

Un estudio que acaba de hacer público el Gobierno de esta apaleada nación, el “Estudio Antropométrico de la Población Femenina”, ha resonado como un aldabonazo en medio de la algarabía, en especial por esas tres notas agudas que vienen a ser en ese (des)concierto la clasificación de la hembra en tres categorías/modelos: el ‘diávolo’, el…

El “lobby” feroz

La consejera de Igualdad y Bienestar Social tenía antier miércoles muy buenas razones para alegar destemplanza y resguardarse en casa, a ser posible bajo la cama. Lo digo porque ese día se supo que el TC había ordenado a su departamento juntero pagarle a la pobre madre de Iván y Sara, sin excusa ni pretexto,…

Tenemos un problema

Estamos viviendo uno de esos momentos históricos confusos en que las desdichas se abaten sobre la sociedad en términos que ni el Sistema ni el Poder son capaces de suprimir sino todo lo más de enmascarar porque, a la postre, nadie puede engañar al súbdito sobre su propia experiencia, pero sí, ¡vaya que si sí!,…