Comer por el ojo

En los tiempos en que trabajé en el ministerio de Agricultura, un amigo subdirector de la cosa y conocedor de mi juvenil afición a la comida americana, entró un día en mi despacho y puso sobre mi mesa un pequeño dossier. “Anda, tío, léete esto y luego haz lo que quieras”, me dijo enigmáticamente antes…

El saber fragmentado

Tropiezo con la queja doliente de un profesor a propósito de la crisis del libro, que el supone –dándola por demostrada– la causa mediata del fracaso docente y, más allá de éste, de la debacle cultural fácilmente comprobable en las nuevas generaciones. Según él, no habrá de mantenerse en pie mucho tiempo un sistema educativo…

El rojo placebo

El Congreso del PSOE ha eludido escrupulosamente todos y cada uno de los grandes temas que embargan la opinión pública. No se ha mencionado la palabra “crisis” (dicen que el término está disciplinariamente prohibido en su ámbito), no se ha discutido sobre el enorme problema de la inmigración salvo para proponer su voto que el…

Las lenguas útiles

Según un reciente informe de ‘The Economist’ (14/06/08), el ministro de Educación de Hong Kong, Suen Ming-yeung ha decidido abolir la medida que obligaba a gran parte de la excolonia británica a enseñar en la “lengua madre”, o sea, el cantonés, para restaurar, a partir del próximo curso, la enseñanza del inglés –“la lengua del…

La obra y el ojo

Continúo el asunto de la descatalogación posible de algunas famosas obras de Goya, al que me referí el otro día, con la noticia de que un retrato, el “Perfil nupcial de joven dama”, considerado anónimo por los peritos del XIX y adquirido recientemente por un afortunado coleccionista en diez millones de dólares, acaba de ser…

Las buenas maneras

Me cuesta entender el montaje de la prensa crítica europea en torno al incidente del presidente Sarkozy con unos ayudantes maleducados de la cadena francesa ‘France 3’ que no correspondieron displicentes al saludo educado del mandatario. Ponen cara de asombro y ahuecan la voz ante la reacción del ninguneado que, por lo demás, se limitó…