Visto y no visto

El grotesco episodio protagonizado por Sánchez persiguiendo al presidente americano en trazas de zascandil ha entretenido al personal durante toda la semana. Nunca habíamos visto tan arrastrada la imagen exterior de España ni a un presidente mendigar de esa manera ominosa una miradita del todopoderoso presidente que, como era previsible, no se dignó siquiera en…

Delirium tremens

Pocos motivos tan elocuentes a la hora de retratar nuestra situación como esa imagen de los cuatro mil rayos que, según el telediario, nos caen encima en un solo día. Claro que no menos expresivo resulta el travelling de las invasiones marroquíes o la incontenible deriva política e institucional que vivimos sin resuello arrastrados por…

Cárcel sin puertas

El Tribunal Supremo acaba de dar al Gobierno una soberbia lección. Le ha dicho, en resumen, en respuesta a su propuesta de indulto de los golpistas catalanes, que no cabe en el Derecho una decisión que compromete sin remedio la razón de los órganos jurisdiccionales pero que, por si fuera poco, resulta injustificable en la…

Segundas partes

El indigno espectáculo de la invasión marroquí que estamos viendo estos días no merece la pena de ser analizado en términos críticos. Para qué, si nadie ignora la profunda inmoralidad de ese montaje político que la geoestrategia –quiero decir, los intereses de los EEUU—mantienen intocable, en las puertas del Mediterráneo, como una reliquia autocrática. Marruecos…

Un mal evitable

Lo que faltaba en medio de este caos desconcertante es ese informe que acaba de sorprendernos afirmando que la pandemia –hablamos de tres millones de vidas, ciento sesenta millones de contagios y la estremecedora estampa hospitalaria del sufrimiento masivo, por no recordar ahora la tragedia humana que supone la mayor ruina económica de que haya…

Elllas y el pelele

Con tanto como se está hablando del zambombazo de Madrid, el desplome del PSOE, de la espantá de Iglesias y de la crisis del bipartidismo, se nos está quedando fuera de campo algo que. con el tiempo, quién puede saberlo, es posible que se descubra como su efecto más trascendental: la toma del poder por…