Vía libre

La Audiencia de Madrid ha dado luz verde el “escrache”, que es como ahora se llama, usando un conocido argentinismo, a lo que toda la vida se llamó acoso o, si se prefiere, coacción. No ve en el hecho de acosar a personajes públicos o privados en  la mismísima puerta de su casa, injuriarlos y…

Hijos como armas

Los abogados matrimonialistas saben mucho del uso canalla que tantas veces se hace de los hijos por parte de los padres desavenidos. Los hijos se convierten en armas en el marco de la batalla conyugal, en no pocas ocasiones hasta alcanzar un clima irrespirable en el que apestan los peores crímenes. En el 92 se…

Indultos y ménades

No es normal en el presente la vida pública española. No se atiene al rasero común porque no hay quien le meta en la cabeza a muchos y muchas que lo que a ellos resulta inconveniente no tiene por qué resolverse al margen o por encima de la norma. El ex-alcalde de Marbella, un tal…

Era Cánovas

Mi querido Amando de Miguel, esa enciclopedia bípeda, me llama para corregirme, con razón, el error deslizado en una de mis pasadas columnas, concretamente el de atribuir a Ortega una frase de Cánovas (más o menos apócrifa, por cierto), aquella de que son españoles “quienes no pueden ser otra cosa”, que yo contraponía a la…

Todo se olvida

No hay tragedia que dure en titulares más de un tiempo prudencial. Aburre la repetición, en especial cuando las víctimas desbordan la expectativa de los benefactores. Un tsunami, una erupción devastadora, un terremoto –da lo mismo—nadie espere que se mantenga en portada hasta que se repare la desgracia. Tenemos muchos casos, pero, sin ir más…

El cero a la izquierda

La invención del cero ha merecido de un especialista máximo como Georges Ifrach, en su monumental obra sobre las cifras, la calificación  de “principio revolucionario”. Los contables de todas las civilizaciones comenzaron, tras la invención de los números, a desarrollar sus cábalas representando cantidades por cifras que indicaban valores concretos al margen de su posición.…