Cobayas humanas

No es nuevo el fraude científico ni la connivencia entre investigadores, publicaciones científicas y compañías implicadas. Varias veces hemos citado los divertidos ensayos de Di Trocchio, demostrativos de la amplitud de una actitud tramposa que alcanza, en todas las épocas, hasta los sabios más encumbrados. Particularmente en el terreno de la investigación médica, donde el…

Cuento de princesas

He bajado al subte de ‘Harrods’ a ver el “memorial” que papá Al Fayed le ha levantado en su tienda a esa leyenda viva que es Diana y a su amante Dodi. Un monumento al ‘kitch’, ni qué decir tiene, con ofrenda floral, simbólico reloj de arena y un pedrusco precioso –que imagino que vendrá…

Los piojos de Aarón

No veo mascarillas en Londres. Ni por Kensington, ni por Picadilly, ni en Portobello o en Trafalgar Square, ni siquiera entre los turistas que aguardan el cambio de la guardia en Buckingham, digital en ristre. El fantasma del miedo tal como lo pintó Goya –si es que fue él quien lo pintó, que parece que…

La edad jubilar

Hay demasiada ideología sobre el trabajo, esa obligación determinada por la necesidad que ha sido elevada a derecho por la imaginación política aún a sabiendas de que se trata, en muchas ocasiones, en un derecho de imposible cumplimiento. Demasiada ideología, demasiada literatura. En lo antiguo el hombre no tenía derecho al trabajo ni, por supuesto,…

El sabio inútil

Escucho a un orate perorar en el ‘Corner’ de Hyde Park sobre la necesaria inutilidad del saber, quiere referirse, el hombre, a la añeja teoría de que el conocimiento del sabio ha de ser ante todo gratuito pues en otro caso ya no sería propiamente tal, sino un ‘práctico’ o, en todo caso, eso que…

Elogio de la risa

La ministra de Justicia francesa, Rachida Dati, tan traída y llevada a causa de su preñez sin paternidad conocida, ha montado un simpático pollo en una reunión con las juventudes de su partido en la que se prestó, siendo como es candidata al Parlamento Europeo, a contestar preguntas sobre el negocio comunitario, y contestarlas –que…