Estados inventados

El nacionalismo no precisa de mucha base para funcionar. Antier mismo nos enterábamos por un obituario de Irene Hdez. de Velasco de la muerte de S.A.R el “príncipe” Jorge I de Seborga, un solar de menos de cinco kilómetros cuadrados cercano a Génova, que declaró unilateralmente su independencia con base en una retorcida interpretación de…

(Re)bajarse al moro

Aminatu Haidar, la heroína sahariana que se ha plantado en huelga de hambre en Tenerife, ha rechazado dignamente el cambalache que le proponía el Gobierno español a través de ese abrazafarolas que es el ministro Moratinos: aceptar la nacionalidad española para escapar a la garra de la dictadura marroquí. Nadie duda a estas alturas que…

La sociedad vigilada

No sé cuántos miles de cámaras dicen que nos vigilan constantemente tanto en plena calle como en los ámbitos cerrados. El célebre “ojo público” entrevisto por la imaginación creativa es ya un simple artilugio de uso común en el que los poderes públicos delegan a la hora de controlar al personal, aunque no parece que…

El ojo de la aguja

La oposición zelayista hondureña insiste estos días en que su país –uno de los países más pobres del Continente—está pasando su actual crujía por el efecto combinado del poder de la Iglesia, los militares y los “turcos”, que es como se conoce allá a las familias árabes inmigrantes que, en cosa de tres cuartos de…

Memoria flagelante

Estamos viviendo una era de reconocimiento de errores y demandas de perdón. La Iglesia se lo ha pedido ya lo mismo a Galileo que a las víctimas del Holocausto, los alemanes a los judíos y a los franceses, y nosotros andamos metidos en un incómodo enredo para hacerle justicia a un bando de la pasada…

El arca del abuelo

Entre mis recuerdos familiares aparece uno curioso que se refiere a la testamentaría un trasbuelo mío, entre cuyos bienes se menciona un arca repleta de monedas de oro, producto, según la leyenda familiar, del comercio de aceite que hasta el otro lado de la península acarreaban sus recuas muleras. Me he acordado de mi ancestro…