El paso cambiado

Más allá de la proscripción de los toros, que tanto me concierne, y de noticias confirmadas tan desconcertantes como que en los kioskos de las Ramblas barcelonesas se haya prohibido la venta de muñecas flamencas y torillos en miniatura a los turistas, sigue pareciéndome excepcionalmente grave la ofensiva contra la lengua española perpetrada día tras…

Niños hermosos

Es muy vieja la obsesión del hombre (y de la mujer, se sobreentiende) por garantizar la belleza de sus hijos. Los nazis organizaron, como es sabido, auténticas “granjas humanas” –los asilos Lebensborn que ideó Himmler– donde amazonas escogidas con esmero se “cruzaban” gozosamente con la pléyade de jóvenes arios, rubios y atléticos,  rebuscados en el…

La burbuja redonda

Me consuela de las cargas que me dieron mis contertulios cuando se me ocurrió augurar que tras la burbuja inmobiliaria vendría la de las Cajas, después de ésta la del fútbol y a continuación la creada por el despiporre de los Ayuntamientos, enterarme de que “el mejor club del mundo”, ése que precisamente dice ser…

Vista de batalla

No hay guerra buena. No era mala sólo la de Irak –que lo era–, sino la de Yugoeslavia, por la manera en que se perpetró, o la de Afganistán, por más que cuente con todas las bendiciones. Tampoco hay guerras limpias. Échenle un vistazo a los 92.000 documentos “colgados” desde el domingo en la web…

‘Grand Monde’

Nunca me han gustado los mayordomos, esas estrellas de la menestralía. Imagino que debe de haberlos habido fidelísimos e incluso la vida me ha dado para conocer a algunos consagrados, entre la lealtad y el servilismo, a la memoria de sus amos, lo que demuestra que no es cierto el postulado de que no hay…

Una delgada línea

El presidente Obama está viviendo estos días otro incidente provocado por motivos raciales. ¿Se acuerdan del lío del poli blanco que arrestó al profe negro en Harvard y de la foto del presidente ofreciendo una cerveza a ambos en la Casa Blanca para poner paz pero que fue interpretada por algunos en clave paternalista? Pues…