El niño abducido

No parece verosímil esperar una reacción familiar que libre a la santa infancia de la excesiva exposición a la TV. Las estadísticas son aterradoras porque hablan de medias de cinco horas y hasta mayores calculadas para los niños menores de cinco años, a los que la revolución del doble trabajo familiar y la inevitable ausencia…

La chispa de la vida

Acaba de conocerse un estudio sobre la felicidad juvenil elaborado en 16 países por la Coca-Cola Company, en el que se revelan datos tan inesperados como que la crisis no ha afectado para nada a los dos tercios de encuestados que se declaran  satisfechos con sus vidas. En España, sin ir más lejos, a pesar…

La talla política

Ni les cuento la que me han dado tres comunicantes (¿o sería sólo uno y trino?) por haber repetido aquí la vehemente crítica de Jean Daniel a la mediocridad de los líderes actuales. Me ha caído en lo alto la socorrida teoría de que la talla de los personajes históricos es una cuestión subjetiva en…

El truco del recorte

La cuerda se rompe siempre por la parte más débil, suele admitirse. Y con razón, Vean el “recorte” finalmente decretado por ZP tras la lógica presión de variadas instancias institucionales. Primero y ante todo, el funcionario, ese privilegiado según y cómo, cuya retribución se bajará implacable en un 5 por ciento de media para ser…

Cuerpo glorioso

Supongo que habrán leído ustedes hablar del caso del gurú Prahlad Jani, conocido por su parroquia como Mataji, ese auténtico “cuerpo glorioso” que parece haber superado la necesidad de alimentarse que, junto con la reproducción, se considera el atributo elemental del ser vivo. Mataji sostiene que si no come ni bebe –y, en consecuencia, tampoco…

El toro y la princesa

Ningún observador europeo serio se ha sorprendido del descalabro electoral de la señora Merkel en Renania. Estaba cantado en función de la débil solidaridad europeísta que, bajo las apariencias, constituye la realidad continental. Muchas voces respetadas se levantan estos días girando alrededor de la idea de que la primera víctima de la crisis no es…