Tortilla vuelta

Nunca me gustó la imagen de las viejas escoltas armadas que acompañaban a Cristos y Vírgenes en las procesiones, ni los palios cubriendo al dictador. Para qué referirnos a lo que hemos despotricado contra aquellos obispos que saludaban a la romana, es decir, a lo fascista, por no hablar de algún cura montaraz con pistolón…

Tres mil fugados

Hacienda ha difundido a bombo y platillo la noticia de que sus servicios inspectores han conminado a 3.000 criaturas a reintegrar a la patria los 30.000 millones del ala que, huyendo de la quema, habrían ocultado en las cajas fuertes suizas. ¿Qué habrán hecho mal esos pavos para que una Hacienda tan complaciente con los…

Disciplina y conciencia

El presidente Obama, tras una teatral reunión de media hora, ha cesado en su cargo al comandante en jefe de las tropas expedicionarias en Afganistán, general McChrystel, a causa de sus despectivas críticas a los máximos mandos civiles del Estado. Con toda la razón, pues, pero me parece que convendría recordar que lo del general…

La alta política

Al tiempo que nos enteramos de las cifras escandalosas que perciben y seguirán percibiendo, en plena crisis, ex-ministros como Almunia o Magdalena Álvarez –valgan como ejemplos al azar–, se extiende la especie de que ZP encuentra insalvables problemas para muñir su imprescindible crisis de Gobierno. Nadie con nivel alto y capacidad probada quiere ser ministro,…

El festín caníbal

El lunes pasado comenzó en el tribunal de Rouen el juicio de Nicolás Cocaign, el famoso preso caníbal que hace tres años mató a un compañero de celda y, creyendo que se comía el corazón de la víctima, devoró uno de sus pulmones previamente encebollado con la intención confesa de apoderarse de su alma. Este…

El estado asesino

A media noche del viernes fusilaron, al fin, en la prisión de Utah a Ronnie L.Gardner. Le dieron a elegir el tipo de castigo y él eligió el pelotón despreciando su alternativa, que era la inyección letal. También rechazó el privilegio de la última cena por absurdo y para abreviar el trance. De manera que…