El Cid cabalga

Siempre me llamó la atención en la leyenda del Cid Campeador la viñeta del caballero muerto y embalsamado cabalgando en su caballo “Babieca” con la rienda atada a la mano. De pequeño sobre todo, me llamaba la atención el cuento de que, tras el flechazo mortal que el Campeador recibió encaramado en su muralla, fueran…

El odio anónimo

No cesa la discusión sobre las llamadas “redes sociales” tras el asesinato de la presidenta de la Diputación leonesa. Parece como si de pronto se nos hubiera abierto una perspectiva impredecible hasta ahora –¡qué bien hubiera venido en su día una lectura sosegada de “La sociedad-red” de Manuel Castell!—y hubiéramos atisbado en ella un peligro…

El oficio de vivir

Mi más viejo lector-amigo, el doctor P.G.P., me envía una inquietante invitación a que reflexione aquí en público sobre lo que él llama “suicidio ampliado”, es decir, el que ejecuta un hombre (hay que suponer que) en su sano juicio sobre sí mismo y sobre su pareja. Lo ha movido una de tantas noticias sobre…

Madres armadas

La novedad en el Congreso que la National Rifel Association estadounidense, la temible NRA de Charlton Heston, acaba de celebrar en Indianápolis ha sido un enorme cartel colgado sobre la fachada en el que aparecía una mujer armada, presumiblemente una decidida madre de familia si hemos de creer en el lema que ostentaba: “I’am an…

Sobre los himnos

Antes de cantar a todo pulmón el himno del Arrebato, los hinchas sevillistas desplazados a Turín habían tarareado ya una y otra vez la Marsellesa a la espera del partido. Es una moda que, en los últimos años, avanza desde Francia –donde, en fin de cuentas, tiene algún sentido—y que en nuestro caso cuenta con…

Pies del gato

Gran tremolina dialéctica en torno a los tres tiros asesinos que han segado la vida de la presidenta de la Diputación de León. Lo primero que se difundió fue la circunstancias “complementaria” de que Isabel Carrasco tenía pendiente alguna cuenta con la Justicia, concretamente algún enredo de malversación de fondos, algo que fuera o no…