El sabio silente

Mi amigo Jorge Campos –en realidad se llamaba Jorge Renales–, el viejo precoz represaliado de la JSU, fue uno de esos sabios íntimos, que dedicaron si vida en la postguerra a ganarse la vida con su discreto trabajo, en su caso trabajando en la editorial Taurus de la mano de García Pavón,  pero sin dejar…

Socratismo sevillano

En uno de los cafés supervivientes de la Alameda sevillana ejerció su magisterio oral durante años un personaje raro y atractivo, empeñado en ilustrar a una parroquia espontánea y ajena al estudio en los enigma del pensamiento. Se llamaba Juan Blanco –sólo su bigotito cuestionaba su pergeño quijotesco— y logró cautivar a un auditorio extraacadémico…

Recuerdo de un maestro

Si hubo en maestro discreto, yo diría incluso secreto, en el pensamiento español del siglo pasado, fue Xavier Zubiri. El antiguo sacerdote –casado luego con la hija de don Américo Castro—trabajó en una suerte de clandestinidad voluntaria tras su breve paso por la universidad de Barcelona, en la que enseñó tras su vuelta de Alemania,…

Dso crespones negros

Desde el otoño acá hemos perdido dos de los grandes pensadores de esta España tan escasamente reflexiva. Se fue Gustavo Bueno, el insobornable, el radical de la razón, el intratable dialogante ne menos que tuvo la “corrección política”. Una vez, en la tv, la reconvino ingenua la locutora con el tole-tole de que toda opinión…

Paseos con el sabio

Cuando don Ramón Carande iba a Madrid solía “parar”, como él decía, en el Hotel Inglés, un viejo establecimiento que sobrevivió hasta no hace tanto al comienzo de la popular y sicalíptica calle Echegaray, epicentro de la farra madrileña atestado día y noche de forasteros, juerguistas y suripantas. A él no le molestaba ese ambiente,…

La razón de Erasmo

Hace años conocí en Brasil a un sujeto tan atractivo como extraño. Se llamaba Otelo de Carvalho y había escrito un libro divertido titulado “O imbecil coletivo”, resultado de la cosecha de noticias culturales recogidas en los años 90 referentes a lo que él llamaba la “alienación de las élites intelectuales”. Según él, algo no…