Memoria e historia

Poco efecto han tenido las propagandas revulsivas destinadas a reabrir el proceso natural de cicatrización de la llamada “memoria histórica” –¡como si hubiera otra!—a juzgar por los recientes resultados electorales. Es verdad, sin embargo, que nuestra historia oficial, como cualquier otra, está reclamando hace mucho una restitución discreta. Ahora, por ejemplo, se habla y no…

El Estado vacío

Después de la pérdida de su feudo de Extremadura, al PSOE sólo le quedan que conservar el que mantiene en Andalucía y el muy precario del País Vasco. Quiere eso decir que, incluso si llegara a ganar la próximas elecciones generales –y aún sin tener en cuenta el poder municipal acumulado por el PP– poco…

Dormir al raso

En un país tan vigoroso como Australia hace años que viene inquietando la preocupación por la pobreza y, muy en particular, por esa situación de precariedad que llega a privar al hombre de domicilio. Se hacen cálculos y encuestas para distinguir entre las clases diferentes de indigencia, se establecen categorías de “homeless” distinguiendo entre los…

Desinflar el globo

Resulta que detrás de tanta emergencia y tanto beneficio, millones de semiesclavos chinos están saliendo de la miseria con la condición, se dice, de dormir en sus fábricas. También sabemos ya que, en condiciones de productividad comparables, uno de esos trabajadores chinos le sale al patrón cuatro veces más barato que un productor occidental. Y…

El dedo acusador

Una triste noticia habla de que en la ciudad de Lille han sido localizados siete niños contaminados por la bacteria E.coli, no por las hortalizas o frutas españolas, qué va, sino por la carne importada de Alemania. Tampoco era, como se ve, el cultivo de soja bajo sospecha el responsable de esta epidemia que se…

La nueva emigración

Como en los años 40, como en los 60 y 70, los españoles están emigrando en busca de trabajo. Se van con el hato a Gran Bretaña, a Francia, a Italia, a Portugal pero, sobre todo, se van a Alemania, donde un mercado laboral, lejano ya de los rigores de la crisis que aquí va…