Bellas y secretas

Las mujeres libanesas, en especial las jóvenes, tratan desesperadamente de conciliar su tradición indumentaria –obligatoria en buena medida—con el atractivo con que las tienta la moda. Hay datos sobrados para demostrar que el comercio libanés, en especial el de Beirut y las zonas más turísticas, ha evolucionado durante los últimos años de manera que los…

Ruido de sables

El golpismo es hoy poco probable, incluso inverosímil, en nuestro marco internacional. Hasta los fenómenos históricos más tenaces acaban siendo liquidados por el tiempo –iba a decir, por el progreso—una vez esfumada su circunstancia. Entre los europeos, por ejemplo la aporía de la crisis ha permitido, sin embargo, oír por aquí y por allá alguna…

Matar por matar

Un escritor amigo tiene en marcha un libro sobre la crueldad humana. Llevará en la portada, si le hacen caso sus editores, un collage con los rostros de Hitler, de Stalin, de Pol Pot, flanqueados por tal asesino en serie o cual personaje vesánico. “¡Qué envidia del mundo animal (quiere decir “no racional”), en el…

Encuestas y urnas

Quien se la juega el 20-N no son sólo los partidos políticos. Se la juegan también los “consultings”, la propia sociología en última instancia, que podría cosechar, según lo que al final ocurra en las urnas, un éxito rotundo o un fracaso demoledor. Hay que partir de esa desconfianza que se basa en el escepticismo…

El dedal y la bañera

Un poco reiterativa y tópica me parece a mí la crítica que se viene haciendo a Rajoy tras su debate con Rubalcaba por haber leído, o más bien, por haberse guiado por sus papeles al hablar, en lugar de enarcar el brazo y declamar castelarinamente sus ideales y promesas. Los españoles han sido, quizá más…

El mito de la Caverna

Es sabido que Platón concebía las ideas como las sombras de la realidad. También que recomendó expulsar a los poetas de la polis y entregar el gobierno a los sabios, un ideal idealista, valga la aparente redundancia, que ha ido rebotando a lo largo de la Historia, en cortes y pretorios para no cuajar nunca,…