Cárcel sin puertas

El Tribunal Supremo acaba de dar al Gobierno una soberbia lección. Le ha dicho, en resumen, en respuesta a su propuesta de indulto de los golpistas catalanes, que no cabe en el Derecho una decisión que compromete sin remedio la razón de los órganos jurisdiccionales pero que, por si fuera poco, resulta injustificable en la…

Segundas partes

El indigno espectáculo de la invasión marroquí que estamos viendo estos días no merece la pena de ser analizado en términos críticos. Para qué, si nadie ignora la profunda inmoralidad de ese montaje político que la geoestrategia –quiero decir, los intereses de los EEUU—mantienen intocable, en las puertas del Mediterráneo, como una reliquia autocrática. Marruecos…

Un mal evitable

Lo que faltaba en medio de este caos desconcertante es ese informe que acaba de sorprendernos afirmando que la pandemia –hablamos de tres millones de vidas, ciento sesenta millones de contagios y la estremecedora estampa hospitalaria del sufrimiento masivo, por no recordar ahora la tragedia humana que supone la mayor ruina económica de que haya…

Elllas y el pelele

Con tanto como se está hablando del zambombazo de Madrid, el desplome del PSOE, de la espantá de Iglesias y de la crisis del bipartidismo, se nos está quedando fuera de campo algo que. con el tiempo, quién puede saberlo, es posible que se descubra como su efecto más trascendental: la toma del poder por…

Teoría del navajeo

Difícil sería encontrar una imagen más ilustrativa del del acanallado cretinismo que nos (des)gobierna, que la de toda una ministra mostrando sonriente la foto de una navaja ensangrentada después, incluso, de que se supiera que quien se la envió no era más que un demente vecino creo que de El Escorial. El navajeo pretendía prolongar…

Una historia española

Habría sido estupendo que, en lugar de una, hubiera habido dos cátedras de Historia Moderna en nuestra Universidad cuando dos historiadores de fuste, como don José Luis Comellas y don Antonio Domínguez Ortiz, se vieron enfrentados por la plaza única de Sevilla. Y lo habría sido porque, con seguridad, con la presencia de don Antonio…