El sabio solitario

Don Julio Caro Baroja vivía frente al Retiro, en un piso alto del número 50 de Alfonso XII, desde la ventana de cuyo despacho contemplábamos en otoño el vasto mar de oro viejo del parque. Don Julio nos citaba a media mañana y aparecía indefectiblemente con su atuendo britanizante –¡aquellas chaquetas de tweed sobre el…

Un sabedor a contracorriente

A mitad de los años 60, el entonces joven profesor de Sociología de la Complutense Carlos Moya puso en mis manos una novela escrita por un autor andaluz con intención de montar algo así como seminario sobre la tremenda crítica al cacicato y a la situación campesina en general que el libro contenía. Del autor,…

El sabio silente

Mi amigo Jorge Campos –en realidad se llamaba Jorge Renales–, el viejo precoz represaliado de la JSU, fue uno de esos sabios íntimos, que dedicaron si vida en la postguerra a ganarse la vida con su discreto trabajo, en su caso trabajando en la editorial Taurus de la mano de García Pavón,  pero sin dejar…

Socratismo sevillano

En uno de los cafés supervivientes de la Alameda sevillana ejerció su magisterio oral durante años un personaje raro y atractivo, empeñado en ilustrar a una parroquia espontánea y ajena al estudio en los enigma del pensamiento. Se llamaba Juan Blanco –sólo su bigotito cuestionaba su pergeño quijotesco— y logró cautivar a un auditorio extraacadémico…

Recuerdo de un maestro

Si hubo en maestro discreto, yo diría incluso secreto, en el pensamiento español del siglo pasado, fue Xavier Zubiri. El antiguo sacerdote –casado luego con la hija de don Américo Castro—trabajó en una suerte de clandestinidad voluntaria tras su breve paso por la universidad de Barcelona, en la que enseñó tras su vuelta de Alemania,…